Miles continúan perdiendo casas

Proyecciones de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras muestran que el 2016 podría ser el año con el mayor número de reposesiones de hipotecas.

Por Juan Carlos Melo

Desde que en octubre de 2014 Metro develara la triste situación de las personas que pierden sus hogares a consecuencia de la falta de ingresos para cumplir con el pago de su propiedad, el panorama de las ejecuciones hipotecarias en la isla no ha dado visos de mejoría.

Al contrario, continúa acrecentándose y las proyecciones para este año pudieran ser las más altas de los últimos ocho años, según estadísticas suministradas a este diario por la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF) que estiman que al menos 14 personas pierden diariamente sus casas.

Es como si los titulares presentados por este diario en 2014 durante el desarrollo de la serie especial “Vida en embargo” —Miles pierden sus casas, Perdieron su techo y ahora viven a la buena de Dios o Envejecientes luchan con los bancos para que no les quiten sus hogares— fueran noticias del día.

En aquel momento, octubre de 2014, la cantidad de hipotecas ejecutadas por los bancos fue de 3,680 propiedades, un equivalente de $565,218.

Al cierre de agosto de 2016, las entidades bancarias ya han ejecutado 3,496 propiedades y, según las proyecciones de OCIF, esa cifra pudiera aumentar a 5,125 para fin de 2016, la más alta de los últimos 10 años.

De hecho, en ese mismo mes, la OCIF reportó la mayor cantidad de ejecuciones hipotecarias, 660, un representativo de 21 reposesiones diarias, la más elevada en la última década, cuyas cifras cercanas son 634 en diciembre de 2014 y 4,450, también en diciembre, pero de 2015.

Hasta la fecha del 31 de agosto de este año, hay 7,884 ($609,816) propiedades que reflejan más de 90 días de atrasos en el pago de su hipoteca y 18,021 ($2,409,468) en proceso de ejecución.

De acuerdo con Ariel Acosta, analista de la OCIF, la cifra de propiedades en vías de ejecución pudiera ser mayor, ya que la entidad no tiene registros de los préstamos hipotecarios que son vendidos a terceros fuera de Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo