CEE no descarta modificaciones para evitar nuevos episodios de larga espera

Por Karixia Ortiz

La presidenta de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Liza García, no descartó que en los próximos eventos electorales se aumente el número de colegios de votación y se dispongan más máquinas para el escrutinio electrónico para así evitar las largas filas de los votantes.

 

En la última rueda de prensa en la CEE, García aseguró que el proceso de escrutar los votos electrónicamente perfila un futuro donde se pueda ejercer el derecho al voto también de manera electrónica para así reducir aún más la especulación y tener los resultados de manera más inmediata.

 

“El ejercicio de esta noche demuestra que se reduce al máximo la especulación de los resultados electorales de que nos acostemos con un gobernador y nos levantemos con otro”, indicó.

 

Además, la funcionaria señaló que el escrutinio electrónico le asegura la adjudicación de los votos de los candidatos independientes, “como Vargas Vidot, que hoy a las siete de la noche podía saber que tenía un escaño en la legislatura”.

 

“Debemos de mejorar, de haber pasado por largas filas y larga espera para poder votar, pero se les garantizó el derecho al voto. Tenemos que evaluar la posibilidad de una puesta en marcha de un proceso […] probablemente es tener una mayor cantidad de colegios para una próxima elección, para tener menos electores y asegurar que las filas no las tengamos tan largas”, indicó. También, García señaló que tendrán que pasar varias elecciones para que el elector vaya familiarizándose con el nuevo sistema para que se agilice la manera de ejercer el derecho al voto.

 

La funcionaria, quien es la primera mujer al mando de la CEE, enfatizó sobre el reto histórico que asumió el país y no descartó la posibilidad de encaminar un nuevo proyecto, que sería el voto electrónico.

 

El proyecto del escrutinio electrónico es hasta las elecciones del 2020. “Tenemos que continuar conversaciones con la Legislatura para que este proceso de automatización no se detenga”, insistió.

 

“Hemos escrito un capítulo histórico en el proceso electoral de Puerto Rico y en la automatización”, sostuvo.

 

Al filo de las nueve de la noche la participación electoral se estimó en 1.5 millones de electores sobre una base de más de dos millones.

Loading...
Revisa el siguiente artículo