Presente, pero invisible

El gobernador Alejandro García Padilla estuvo en el cierre del PPD, aunque no fue mencionado ni ofreció mensaje

Por David Cordero

Con camisa rosada y gafas muy a la moda, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, apareció en la tarima de la celebración del cierre de campaña del Partido Popular Democrático (PPD) de forma tan desapercibida, como lo fue su salida del escenario.

Muy relajado, la participación del gobernador se limitó a su presencia, que ni siquiera fue mencionada por quienes animaban el evento y presentaban a los invitados especiales.

Quien no estuvo presente –al menos físicamente– fue Sila María Calderón, aunque en un vídeo proyectado en una pantalla gigante la exgobernadora solicitó a los electores a no votar por los candidatos independientes; pues sería “un voto por el penepé y por la estadidad”. Además, Calderón dejó entrever que los aspirantes independientes no tienen la posibilidad de prevalecer en estas próximas elecciones, haciendo un llamado a votar por el candidato a la gobernación por el PPD, David Bernier.

Este último ofreció su mensaje trepado en una “tumba coco” justo en medio de los miles de populares que se dieron cita en el evento celebrado en los predios del estadio Hiram Bithorn, algo que podría ser interpretado como un intento de alejar su imagen, precisamente, de figuras de la actual administración gubernamental como el propio García Padilla, o como un intento de proyectarse más cerca del electorado.

El exgobernador Rafael Hernández Colón también estuvo presente en el cierre de campaña, aunque tampoco ofreció ningún tipo de discurso o mensaje.

Loading...
Revisa el siguiente artículo