Consumidores pagan por una Internet lenta

Panorama. Experto en temas de consumo expone que el consumidor no recibe el servicio de Internet por el que paga.

Por Sarah Vázquez

En momentos en que la Internet pasó de ser un lujo a una necesidad, el servicio de banda ancha alámbrico en Puerto Rico es más lento y más costoso que en otras jurisdicciones de Estados Unidos.

Así lo estableció Javier Rúa Jovet, presidente de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, al tiempo que dijo que esto se debe a que los dos operadores principales no ofrecen Internet mediante fibra óptica. “Están avanzando en ese mercado, pero muy lentamente. Como es Internet con tecnología que, aunque ellos hacen sus inversiones, son más cables de cobres y cables coaxiales. Esa tecnología tiene una estructura de costos en la que tú pagas algo, pero no son las velocidades que están dando en Estados Unidos”, detalló Rúa.

De hecho, la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones recibe querellas de consumidores insatisfechos del funcionamiento de la Internet alámbrica. En lo que va de año, la Junta ha recibido 21 quejas por concepto de Internet alámbrica, 21 relacionadas con el servicio por cable TV y cinco que caen en otras categorías. “Estamos asumiendo estas querellas que son mayormente de personas que dicen: ‘Tenemos diez megas y estoy recibiendo cinco megas o tres megas’. Servimos como un foro apelativo”, explicó Rúa Jovet, al detallar que, en principio, el consumidor debe hacer el reclamo a la empresa que le da el servicio.

A juicio del licenciado, el tema del costo por la velocidad que brindan ha provocado una migración de los clientes a los planes de telefonía inalámbrica con menos limitaciones en el uso de la Internet. “Realmente, lo que hemos visto es gente desconectándose de la línea y optando más por la Internet inalámbrica… Más recientemente hubo un aumento en la Internet de línea, pero la tendencia en Puerto Rico es que la gente está adoptando Internet en sus tabletas y en sus smartphones”, expuso el presidente, sosteniendo que, en el mercado inalámbrico, los precios son más competitivos.

En contraste, el experto en temas de consumo, Gilberto Arvelo (Dr. Shoper), sentenció que el problema de la Internet en la isla estriba en que el consumidor no recibe lo que paga. “Nosotros estamos siendo estafados, porque yo no recibo lo que yo pago”, subrayó Arvelo, quien aseguró que esto no se limita a las conexiones alámbricas.

“Tienes una Internet que es inestable, que te dicen que es 4G y, cuidado, si es 3G… Si tienes 3G, pues dime que tienes 3G. Mo me anuncies que tienes 4G”, denunció el experto. Este expone que esto sucede por la falta de inversión en infraestructura y fiscalización.

Ante esto, Arvelo recomienda al consumidor que mida la velocidad con herramientas como Fast.com y que reclamen si se mantiene en una cifra menor a la ofertada. “Ellos no te dicen que donde tú vives no llegan los 10 megas”, aseveró.

Ahora bien, para el experto en tecnología Juan Carlos Pedreira, el panorama general en Puerto Rico hay acceso a la Internet. “Nos podemos sentir tranquilos de que contamos con Internet de banda ancha. Claro está, hay jurisdicciones que tiene una Internet de mayor velocidad o tal vez el servicio de Internet es menos costoso que en Puerto Rico, pues sí eso está ocurriendo, pero aquí la inmensa mayoría de los puertorriqueños utilizan conexiones que tiene 4G Lte”, precisó Pedreira.

No obstante, Pedreira opinó que, en el mercado alámbrico, hay que mejorar en términos de la velocidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo