Manuel Cidre apuesta al desarrollo industrial local

Agroindustria. Manuel Cidre busca el desarrollo de la agricultura en Puerto Rico desde la perspectiva empresarial.

Por Lyanne Meléndez

Reabrir las plantas de pollo Picú y Cantoalegre para potenciar la producción de alimentos en Puerto Rico es una de las apuestas sobre agricultura del candidato independiente a la gobernación Manuel Cidre Miranda, quien busca desarrollar este sector desde el enfoque empresarial.

“Si esas plantas se abren en manos de empresas privadas, no más dádiva pública. Si se abren de la mano de un proyecto de producto terminado, como desde un dip de pollo hasta un nugget, dentro de ese modelo es posible. Lo que no es posible es producir alas y muslos. Ahí no puede competir”, expuso Cidre en entrevista con Metro. De esta manera, busca ampliar la producción de carne en el país.

A juicio del aspirante a La Fortaleza, tratar la agricultura desde el punto de vista empresarial sería la respuesta para impulsar la seguridad alimentaria, reducir las importaciones, aumentar las exportaciones y detener la fuga de profesionales.

Según explicó, propone que la agroindustria se mueva al desarrollo de productos terminados y agricultura de valor. Por ejemplo, destacó el plátano, el cual admitió que no compite con los importados. Sin embargo, se pueden comercializar “convertidos en arañitas, mofongo, tostones. Eso aumenta su valor”.

Otro ejemplo que utilizó fue la industria del huevo, que se ha visto afectada por empresas extranjeras, en las que propuso que se pudiera crear una industria de separar la yema y la clara de manera que se apele a los clientes de repostería.

“Por años nos conformamos con producir leche. Sin embargo, hay que mirar la industria lechera de cara al futuro, insertándose exitosamente en la fabricación de quesos, de mantequilla, añadiéndole un uso adicional y añadir valor al proceso”, ilustró el también empresario, al detallar que algo similar propone con el café, cacao, frutales, tubérculos, así como con la industria cárnica. En esta última sostuvo que “la idea es que no nos conformemos con matar la res, convertirla en bistec y carne molida, y movernos a cortes de más valor”.

El fundador de la panadería Los Cidrines además promueve aprovechar los edificios disponibles de operaciones foráneas en desuso, que en un momento dado fueron farmacéuticas, y convertirlos en centros de manufactura de estos productos agroindustriales. Según Cidre, un 70 % del terreno en Puerto Rico “está sembrado en cemento”, por lo que solo resta un 30 % disponible para la siembra.

No obstante, dijo que se puede impulsar la agricultura creativa, que no requiere grandes espacios, pero se trata de cosechas de alto valor. También propuso que las industrias de producto terminado se pueden desarrollar con alimentos importados, terminarlos aquí y exportarlos al lugar de origen.

Destacó que un aspecto para lograr impulsar el crecimiento de la agricultura es que la isla es “la única jurisdicción en la cuenca geográfica latinoamericana que tiene y domina la regulación federal y puede exportar al territorio americano sin ningún tipo de limitación”.

Dijo que buscará tener un cabildero directo con la Junta de Control Fiscal para que le otorgue una exención a las materias primas que vengan a través de las leyes de cabotaje para que la isla pueda adquirir productos de barcos de otras partes del mundo.

“Podemos convertir a Puerto Rico en el centro de producción de productos agroindustriales para exportar el producto terminado al país de origen de donde vino la agricultura, para insertar la producción en el consumo de Estados Unidos, atendiendo los cinco millones de puertorriqueños que hay allá”, manifestó Cidre.

Con el objetivo de lograr el desarrollo de una agroindustria, el candidato propuso elevar a diez años el puesto de la secretaria de Agricultura, de manera que su plan de trabajo trascienda el evento electoral y no se convierta en otra agencia de cada cuatro años. “La selección debe ser por sus cualificaciones y no por sus expresiones políticas”, estableció a preguntas de Metro.

También planteó asignar gerentes o directores de cosecha por cada una de las áreas, revaluar los programas de incentivos y manejo de fondos federales para maximizar la productividad, consolidar oficinas que son redundantes y readiestrar a los empleados para las áreas donde laboran, así como impulsar la Universidad de Puerto Rico en Utuado como un colegio especializado en ciencias agrícolas y contratar a jóvenes agrónomos graduados de la UPR Mayagüez.

Propuso integrar los esfuerzos del Departamento, la Autoridad de Tierras y la Junta de Planificación para identificar el uso de terrenos agrícolas disponibles a nivel regional en coordinación con su idea de consolidar a ocho regiones los servicios municipales.

Otra de sus propuestas para “despolitizar el Departamento de Agricultura” es ver a la agencia como agente facilitador y fiscalizador de la política pública sin involucrarse en proyectos agrícolas, de manera que toda iniciativa agrícola debe realizarse en manos de la empresa privada. Asimismo, estableció que buscaría ordenamiento de cada sector de producción agrícola, por ejemplo, incluir los estándares de importación para fomentar una competencia pareja entre el consumo local y los productos importados.

Loading...
Revisa el siguiente artículo