Candidatos a la gobernación intercambian golpes en último debate televisado

Por Inter News Services

Un voto en estas elecciones por el candidato a gobernador por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló Nevares, es un voto por la estadidad; el candidato del Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, es “estadolibrista”, puertorriqueño y popular que buscará antes la estabilidad fiscal del país antes de que pueda haber algún movimiento político.

Las posiciones de ambos contendientes con mayor posibilidad de resultar vencedor en las elecciones generales del 8 de noviembre no son sorprendentes, sin embargo, han abierto la distancia que los separa y reiterado qué significa, en términos de estatus, un voto por sus candidaturas.

Rosselló Nevares dijo que en 12 días no solo comenzará la transición hacia una nueva administración de gobierno, sino el proceso mismo de integrar a Puerto Rico al sistema político de Estados Unidos mediante diversos mecanismos procesales.

Bernier señaló que aspira “a la mejor relación con los Estados Unidos que nos ayude a superar” la condición colonial. Sostuvo que defiende la ciudadanía estadounidense de nacimiento, al igual que lo dijo el candidato independiente Manuel Cidre y Rosselló, quien se declaró “puertorriqueño y ciudadano americano y estoy orgulloso de los dos”.

Bernier nuevamente llamó fanático ideológico a los que quieren cambiar la condición colonial inmediatamente, en alternativas polares. Indicó sobre el tema en el debate de Univisión y Wkaq 580 que el problema de estatus “no es excusa para no tomar las decisiones correctas… ten cuidado a quien le das el poder… a un fanático… muy peligroso”.

Rosselló Nevares le cuestionó a Bernier que llamara “fanáticos” a la gran mayoría del pueblo que es miembro del Partido Nuevo Progresista y a los independentistas. “El mundo entero ha rechazado a las colonias” y “la más poblada y la más antigua es Puerto Rico. Un voto por mi es un voto por la estadidad”, dijo, y agregó que “finalmente nos dice David que favorece la colonia”.

María de Lourdes Santiago, candidata del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), arrancó como ya es usual risas en el auditorio al decir: “aquí el planeta tierra, llamando al Dr. Rosselló y al Dr. Bernier”, cuestionando de esta manera sus posiciones sobre el estatus. Y agregó: “en cuanto al Estado Libre Asociado, Dr. Bernier, los Estados Unidos ya prendieron el horno para quemar el cadáver insepulto del ELA”, que volvió a arrancar risas.

También la senadora Santiago respondió a la etiqueta de fanatismo: “David, fanatismo es la obsesión por una idea irracional” (como es la colonia).

Bernier en un momento del debate le señaló a Rosselló Nevares que “no uso mi apellido como palanca para avanzar en la vida”. Y en relación a las críticas sobres gestiones como el segundo al mando de este gobierno hasta finales de 2015, le aclaró que “no soy Alejandro García Padilla, soy David Bernier”, y negó que tuviera en sus manos el poder para cambiar los asuntos económicos del país. Además Bernier, aunque se alejó de la campaña en contra de Rosselló le pidió disculpas a su familia.

“Mi gobierno empieza en enero de 2017”, le respondió Bernier a una pregunta específica del moderador Rubén Sánchez sobre si no era “feo y oportunista” alejarse de la actual administración de gobierno de la que formó parte.

Bernier insistió en que tiene una “trayectoria orgullosa, con mis cicatrices”, y solo se responsabilizó de sus gestiones frente al Departamento de Estado.

El candidato del Partido del Pueblo Trabajador, Rafael Bernabe, cree que solo mediante una asamblea de estatus puede resolverse la condición colonial de Puerto Rico y criticó tanto al PNP como al PPD, que después de tanto tiempo en el poder no han tenido “voluntad” para superar el escollo.

El candidato independiente Manuel Cidre reconoció que la integración al sistema político de Estados Unidos es una opción reconocida por las Naciones Unidas, pero él no se declara por ninguna fórmula pues promovería la que el pueblo seleccione.

Su posición contrasta con la candidata independiente Alexandra Lúgaro, quien no cree, como Bernier, que sea en este momento costo-eficiente atender el asunto del estatus. Dijo que votó por la independencia en el pasado plebiscito de 2012.

Sobre el tema de salud, prevaleció en la mayor parte de los candidatos ideas similares para el establecimiento de un sistema de salud universal, con distintas acentos, excepto Rosselló, quien le pondría mayores controles a la tarjeta de salud, a los medicamentos y otras medidas de control en el seguro de gobierno en manos de las aseguradoras.

Igualmente, la Junta de Control arrancó reacciones afines a la ideología de cada cual. En algunos, como Bernier y Rosselló, la aceptan pero esperan proteger al país

De sus excesos. Los demás la combatirían. Todos coinciden en la necesidad de reformas contributivas y criticaron el IVU tan alto.

El espinoso tema del cannabis medicinal y la legalización de la marihuana sorprendió a más de uno. Todos coincidieron en que el cannabis medicinal debe quedar regulado, explorado, investigado y usado.

Lúgaro no solo legalizaría también la marihuana recreacional, sino “las otras drogas” y que sean fuente de ingresos para el gobierno.

Bernier se opuso a la legalización de la marihuana recreacional pero reconoció que se debe atender al adicto como un paciente y que la cárcel no es una alternativa.

Rosselló también se opuso a la legalización de la marihuana recreacional, pero buscaría potenciar la investigacieon y desarrollo del cannabis medicinal y hasta trataría de que la Isla sea pionera.

A la senadora Santiago, quien dijo que las aseguradoras de salud son como “una religión perversa”, le preocupa que la industria del cannabis medicinal termine con los altos costos de las medicinas, y reiteró que en Puerto Rico el problema de adicción es a la heroína, lo que el gobierno no ha podido resolver.

Bernabe cree en la despenalización y las otras drogas y buscarle soluciones salubristas, a lo que Cidre añade prevención y orientación.

El debate terminó justo a las 10:00 de la noche, luego que durante todo el mismo Rosselló y Bernier se dirigieran ataques entre ellos.

 

 

 

 

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo