A medir impacto de prohibición de las bolsas plásticas en P.R.

El dato. Los comercios que no cumplan con la ley podrían ser multados por DACO; las infracciones van desde los $100 hasta los $200.

Por Sarah Vázquez

A solo meses para que entre en vigor la prohibición del uso de bolsas desechables en la isla, los comercios y distribuidores se preparan para cumplir con el estatuto y la necesidad del consumidor.

De acuerdo con Geysa Muller, portavoz de la distribuidora Top Traders Inc., una de las tres compañías que importan y distribuyen bolsas plásticas desechables en la isla, la empresa está en búsqueda de opciones para compensar la pérdida en ventas que trae consigo la Ley Número 247 de 2015. “Esto es una incertidumbre total. Estamos en la búsqueda de suplidores que puedan proveer del artículo que está aprobado por ley. Vamos a dejar de vender varios vagones, pero no sabemos si el cambio de producto tendrá un efecto positivo o negativo. Eso es algo que podremos conocer en meses”, detalló Muller, quien expuso que al momento no se puede medir el costo del cambio de producto.

Muller enfatizó, además, que para el consumidor “es muy costosa la diferencia. Ahora mismo tú vas al supermercado y te dan la bolsa y de diciembre en adelante tendrás que comprar una para empacar”.

Por su parte, Iván Báez, director de Asuntos Corporativos de Walmart Puerto Rico, expuso que la empresa estará realizando campañas educativas de la mano con las agencias relacionadas con la legislación.

“La ley provee de un periodo de seis meses a partir del 1 de enero para orientar, porque el 1 de julio se supone que todas las industrias estén libres de bolsas plásticas. Vamos a trabajar con la Junta de Calidad Ambiental y con ADS (Administración de Desperdicios Sólidos) para llevar campañas de orientación en nuestras tiendas. Vamos a hacer un transición gradual. Vamos a continuar ofreciendo nuestras bolsas reusables y vamos a ir introduciendo una bolsa reusable de polipropileno, que eventualmente estará disponible para nuestras clientes”, detalló Báez, al tiempo que dijo que tendrán disponibles las estaciones de reciclaje para los consumidores.

El Departamento del Asuntos del Consumidor (DACO) publicó un folleto informativo sobre la ley. “Le ley tiene como finalidad reducir y eliminar el uso de bolsas plásticas desechables como medida para proteger el medioambiente. Establece que, a partir del 30 de diciembre de 2016, los establecimientos comerciales en Puerto Rico no podrán despachar mercancía a sus clientes en ese tipo de bolsas plásticas, pero permitirá que los consumidores lleven sus propias bolsas del material que elijan”, informó Adames Soto.

De hecho, la ley establece que el DACO impondrá multas a los establecimientos comerciales que brinden bolsas plásticas desechables a sus clientes para el acarreo de sus artículos. Las infracciones serán de $100 por la primera, $150 por una segunda violación y $200 por cada violación posterior. Se podrán imponer recargos equivalentes al 10 % de la multa impuesta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo