En alerta municipios autónomos con la marihuana medicinal

Salud. Los permisos para producir medicina derivada de la marihuana provocaron un choque jurisdiccional con los alcaldes.

Por Karixia Ortiz

El inicio del cultivo, producción y venta de cannabis medicinal levantó ronchas en algunos municipios autónomos por el tema de los permisos y la ubicación de estas nuevas operaciones, lo que pudiera suponer un detente en el proceso que se espera inicie antes que culmine este año.

Metro supo que el Municipio autónomo de Guaynabo intervino en una propiedad con licencia del Departamento de Salud (DS) para cultivar las plantas de marihuana para fines medicinales. La plantación se ubicaba en el interior del inmueble. La intervención culminó con multas. De hecho, según las fuentes de este diario, en el municipio se ubican o hay intención de ubicar varias operaciones, incluso en zonas muy concurridas, lo que no es visto con buenos ojos por las autoridades del ayuntamiento.

De hecho, la directora de la oficina legal del DS, Mayra Maldonado, confirmó a este diario que, en efecto, hubo una situación en Guaynabo que supuso conceder una reubicación de la plantación ya en desarrollo.

“En Guaynabo se autorizó una reubicación. Solicitaron y se concedió”, indicó Maldonado. La licenciada no especificó el lugar de la nueva localidad del cultivo.

Por otro lado, el alcalde del Municipio autónomo de Bayamón, Ramón Luis Rivera, levantó bandera sobre el choque jurisdiccional en el proceso de la otorgación de permisos para operar el negocio del cannabis. En Bayamón recibieron solicitud para establecer un invernadero hidropónico, además de otra compañía que pidió orientación al municipio sobre su proceso de permisos.

“El Estado quiere resolver por interpretación. No está claro en el reglamento (Reglamento 8766), y el Estado, mediante resolución de interpretación, está pidiendo que se le pasen los casos, aunque no estén completos. Eso interfiere con el quinto poder de los municipios autónomos”, explicó Rivera.

Rivera explicó que ellos iniciaron el proceso del permiso de uso solicitado y determinaron realizar una pequeña vista pública porque es en una urbanización. Dijo que el próximo 10 de noviembre es la fecha límite para que los vecinos emitan sus comentarios. Sin embargo, el Gobierno central pretende que le entreguen el caso sin haber culminado el proceso. Además, contó que la semana pasada “hubo una llamada en conferencia con los cinco directores de ARPE municipal de los municipios autónomos y con Juan Carlos Santiago, segundo al mando en la Junta de Planificación (JP). A esa reunión se unió un ayudante de La Fortaleza”.
“¿Qué tenía que hacer allí un ayudante de La Fortaleza? ¿Cuál es el interés inusitado del Estado de hacer esto con tanta prisa?”, cuestionó el alcalde.

La directora de la división legal de Salud respondió a Metro que el proceso de permisos aplica a todos los ayuntamientos por igual, independientemente de que sean municipios autónomos.

“Con el cannabis medicinal, para los permisos de uso se llevan los documentos a OGPE (Oficina de Gerencia de Permisos)”, indicó. También estableció que OGPE tiene 10 días para evaluar la documentación y, luego, otorgar o denegar el permiso.

El secretario del Departamento de la Vivienda y director de OGPE, Alberto Lastra, aclaró que tanto la agencia que lidera como la JP son las encargadas de emitir permisos de construcción, de uso, y los permisos relacionados con el cannabis medicinal. “Hasta ahora hay varios permisos en proceso de ser elevados OGPE”, indicó Lastra, especificando que se valen de una resolución de la JP del 14 de octubre de de 2016, que establece que solo la OGPE es la de otorgar o denegar permisos relacionados con la industria del cannabis medicinal.

De hecho, el presidente de la JP, Luis García Pelatti, confirmó que los municipios no tienen injerencia en este tipo de autorizaciones.

“Los municipios ejercen lo que hemos delegado, siendo un asunto nuevo, la Junta de Planificación determinó que debía ser manejado por el Estado. Es por eso que en el caso de los municipios no tienen la responsabilidad, no aprueban permisos relacionados con el cannbis medicinal”, aclaró García Pelatti.

Para el alcalde de Bayamón se trata de una determinación que pone en riesgo la autonomía municipal, pues dice, luego, pueden entrar en otros negocios y retroceder los avances alcanzados en los pasados 30 años.

Rivera levantó bandera sobre si la premura del Gobierno central responden a intereses particulares.

“No tengo inconveniente desde el punto de vista medicinal, pero lo que estoy viendo es que de momento se abrieron las compuertas y hay una estampida de locura por este negocio. Me han dicho que aquí hay millones de dólares corriendo. Entonces, la pregunta es si la prisa es porque esto es tan bueno para la salud o porque hay unos pocos que quieren hacer dinero. Y no estoy en contra de que se gane dinero, yo soy capitalista, pero ¿por qué la prisa del Estado?”, apuntó Rivera.

Metro supo que los intereses en esta nueva alternativa para la salud provienen de inversionistas y empresarios tanto locales como extranjeros. Además, en los análisis económicos proyectan que en aproximadamente ocho meses se recupera la inversión.

No obstante, Maldonado insistió en que “tenemos que echar para adelante este proyecto”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo