Exrectora de UPR en Utuado pagó más de medio millón a Caribe Hilton

El desembolso para las supuestas actividades de cierre de CRECE-21 se dio la misma semana que el PNP celebró su convención en el mismo hotel.

Por David Cordero

La doctora Yanaira Vázquez Cruz, una de los tres exrectores de la Universidad de Puerto Rico (UPR) a los cuales se les presentó ayer cargos por malversación de fondos públicos y fraude, como parte de un esquema de corrupción con fondos del Programa de CRECE-21, pagó la cantidad de $561,589.66 dólares al hotel Caribe Hilton, para la realización de alegadas actividades de cierre de dicho programa.

Las supuestas actividades se llevaron a cabo del 30 de mayo al 8 de junio de 2012 y el monto pagado incluyó 700 noches de hospedaje equivalentes a 100 habitaciones por siete días, desayunos, almuerzos, cenas, meriendas, estacionamiento y otros servicios.

Cabe señalar que esa misma semana, el Partido Nuevo Progresista (PNP) celebró su convención nacional en el mismo hotel Caribe Hilton, específicamente del 7 al 10 de junio de 2012.

“En las facilidades del hotel Caribe Hilton se describen actividades en diferentes salones. Según la doctora describe en su carta del 15 de mayo de 2012 al presidente de la Universidad, se trataba de la clausura del proyecto”, lee un informe al que Metro tuvo acceso, realizado por una abogada externa contratada por el Recinto de Ciencias Médicas de la UPR, ante posibles irregularidades de funcionarios dentro de ese recinto que manejaban los fondos y coordinaban CRECE-21 en aquel entonces.

El programa nació en el 2011 como un proyecto entre el Departamento de Educación (DE) y la UPR, para certificar a maestros del sistema público en áreas educativas de difícil reclutamiento, como inglés, matemática y ciencia. Se trataba de fondos federales que eran asignados a Puerto Rico por el Departamento de Educación federal y sufragados por la Ley de Reinversión y Estímulo Económico Federal (ARRA), con el fin de que el DE en la isla cumpliera con las metas y objetivos establecidos en la Ley No Child Left Behind, aprobada por el Congreso de Estados Unidos en el 2001.

De acuerdo a un comunicado de prensa del año 2014 que cita al secretario del DE, Rafael Román, de los 350 maestros que fueron certificados bajo el programa, ninguno se encontraba en ese momento dando clases en el área de difícil reclutamiento en el que fueron certificados. Para mayo de 2014, la Comisión de Educación para el Fomento de las Artes y la Cultura, investigaba cómo se había administrado y operado el programa y los fondos del proyecto CRECE-21 y ya se había señalado el gasto de más de medio millón de dólares durante una semana en el hotel Caribe Hilton.

“El alquiler de 100 habitaciones y los gastos no son compatible con una actividad de clausura, por lo que es necesario se realice una investigación sobre las actividades celebradas y la participación de los maestros de escuelas publicas que culminaron la fase en línea y que asistieron a dichas actividades, a fin de que se determine si los fondos públicos fueron utilizados para cumplir con los objetivos de la Ley No Child Lest Behind”, añade la abogada en el informe.

Vázquez, también exayudante especial de Miguel Muñoz, el entonces presidente de la UPR, tendrá que responder por cargos de apropiación ilegal agravada, fraude, falsificación de documentos, falsedad ideológica, posesión y traspaso de documentos falsos, aprovechamiento ilícito de trabajos y servicios pagados con fondos públicos, malversación de fondos públicos, intervención indebida en operaciones gubernamentales y violación a la Ley de Ética Gubernamental, para un total de 54 cargos.

Muñoz, de hecho, fue quien otorgó la autorización para el desembolso de más de medio millón al Caribe Hilton, “sin ponderar el costo total de la actividad o requerir alternativas como la contratación del Centro de Convenciones, en el cual se había celebrado la actividad inicial del proyecto, a los fines de proteger los fondos públicos”, cita el informe, que fue entregado previamente al Departamento de Justicia (DJ) y al Negociado de Investigaciones Federal (FBI, por sus siglas en inglés).

“Lo que siempre le hemos pedido a Justicia es que investigue si ese supuesto cierre fue un desvío para pagar la convención (del PNP)”, explicó en declaraciones a Metro un funcionario de la UPR.

La doctora Vázquez también contrato los servicios de hospedaje de 90 noches, equivalentes a tres días para 30 personas, en el hotel Caribe Hilton para la fecha del 1 al 4 de noviembre de 2012, a un costo de $69,245.43. Las elecciones generales de Puerto Rico se llevaron a cabo el 6 de noviembre de ese año.

El DJ, no obstante, ha estimado al momento que un total de $73,000 fue malversado como parte de los hechos respecto al manejo de fondos de CRECE-21, ocurridos entre junio del año 2011 y noviembre del 2012, por cual se radicaron cargos ayer contra nueve personas.

Los gastos ilegales fueron posibles mediante el concierto y común acuerdo entre funcionarios de la UPR y empleados del Hotel Caribe Hilton, quienes en conjunto alteraban las facturas para aparentar que eran gastos oficiales de la UPR como parte de los talleres.

 

Por ello se radicaron, además, un total de 27 cargos contra el Hotel Caribe Hilton por fraude, falsificación de documentos y posesión y traspaso de documentos falsos. También, se presentaron 30 cargos por fraude, falsificación de documentos, posesión y traspaso de documentos falsos y falsedad ideológica, contra Marco Hernández Taforó, coordinador de cuentas por cobrar del hotel.

La continuación de la vista de causa para arresto será el próximo 10 de noviembre de 2016 en la Sala de Investigaciones de San Juan. La jueza María de Lourdes Camareno estará a cargo de la vista.

Loading...
Revisa el siguiente artículo