Completa segunda fase de la reapertura de la Plaza Barceló

Por Inter News Service

A un costo de 1.4 millones de dólares, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, inauguró hoy la segunda fase de la Plaza Antonio R. Barceló, para completar una inversión de cerca de 3.0 millones, en el corazón de Barrio Obrero, donde convergen dominicanos y puertorriqueños, cuyas manos trabajaron en su transformación.

La alcaldesa, que llegó a la actividad al ritmo de acordeón de la agrupación de merengue de Juan Castillo, describió el momento como “importante para San Juan y para las dos naciones”, mientras decenas de niños aguardaban para disfrutar del área de chorritos, donde se deleitaron jugando.

Refirió que la primera fase se inauguró el pasado 27 de febrero Día de la Independencia Nacional dominicana.

La Plaza Barceló, que advirtió hay que quitarle el diminutivo que antes la distinguía porque es la más grande de San Juan, cuenta ahora con un escenario acústico adornado con un mural en mosaico de las Hermanas Mirabal, Minerva, Patria y María Teresa, que fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por combatir la tiranía de Rafael Trujillo Molina.

La obra es original de los artistas Celso González y Roberto Biaggi, de Cero Design, y la plaza está diseñada por el arquitecto Miguel Calzada

Correspondió a la activista social María Dolores Fernós, reconocida por su lucha por la equidad de género, hablar de la trascendencia histórica de las Hermanas Mirabal, por las cuales se conmemora el 25 de noviembre de cada año el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

“En su primer encuentro en 1999, las feministas reunidas en Colombia propusieron el 25 de noviembre para el Día Internacional de la no Violencia contra las Mujeres, y la asamblea general de la las Naciones unidas lo aprobó más tarde”, refirió Fernós, quien asistió acompañada de su esposo Harry Anduze y la activista Ana Irma Rivera Lassén, quienes presidieron el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico.

Fernós hizo un breve recuento de la trayectoria de lucha de las Mirabal, a la vez que destacó la figura de Manolo Tavárez Justo, esposo de Minerva, en combatir la tiranía en la nación dominicana.

“¿Por qué se les relaciona con las mariposas? Minerva, abogado, tomó el seudónimo de Mariposa en sus actividades políticas clandestinas. Siendo una mujer culta sabía que las mariposas son una de las creaciones más asombrosas de la naturaleza, un símbolo de evolución. Mujeres jóvenes, hermosas, valientes, trabajaban como las mariposas en la clandestinidad”, explicó a la vez que recomendó la lectura de la novela “En el tiempo de las Mariposas”, de la escritora dominicana Julia Álvarez.

Exhortó a las madres a contar la historia de las Hermanas Mirabal a sus hijas, “para que se reafirmen en su valor propio, como mujeres”, a la vez que agradeció a la alcaldesa de San Juan porque “nosotras tenemos nuestro lugar, seguiremos con ellas moviendo nuestras alas”.

En la segunda fase de la Plaza Barceló también hay una obra hecha por el escultor Néstor Paoli, natural de Lares, que “une las Antillas y una estrella que nos une hacia el futuro y la esperanza de los pueblos caribeños y latinoamericanas”, dijo la primera ejecutiva sanjuanera al reiterar que “esta es una ciudad capital, un lugar de encuentro, para todas y todos”.

El cónsul general de la República Dominicana, Franklin Grullón, agradeció a nombre de la comunidad, del pueblo dominicano y del gobierno, a la alcaldesa Cruz Soto por la transformación de la Plaza Barceló, “que los dominicanos la hemos asumido como nuestra”.

Aprovechó para resaltar que finalmente, gracias a los buenos oficios de la alcaldesa, ya se cuenta con la Casa Dominicana, en Santurce, aparte del “apoyo que recibe la comunidad dominicana a diario a través del Departamento de Salud del municipio de San Juan” que atiende a la gente independiente de su estatus migratorio, lo que incluye a las embarazadas la atención prenatal y posnatal.

El ingeniero Francisco “Pachín” Ramírez, presidente de la junta de directores de la Casa Dominicana, recordó su vínculo con el Movimiento Insurreccional 14 de Junio, que lideraba Manolo Tavárez Justo, a la vez que describió a Minerva Mirabal como una “de las mentes más altas y claras, que vistió de luz a las Américas”.

En un aparte con los periodistas, la alcaldesa Cruz Soto dijo que se adquirió al costado una casa por 62 mil dólares, para que desde allí se coordine la labor de mantenimiento y cuidado de la Plaza Barceló, aparte de que se mantiene una vigilancia policial municipal en el área las 24 horas, además del establecimiento de un cuartel rodante para preservar la seguridad, a un coste que ronda los 600 mil dólares anuales.

“Los próximos cuatro años el país sufrirá grandes transformaciones, la gente va a necesitar hacer comunidad, para concentrarse en lo que los une, y cuando abres espacios públicos, la gente se tira a la calle a hablar, a compartir sus problemas, se organiza, asume poder, y exigen al gobierno”, explicó a preguntas de la agencia Inter News Service (INS) sobre las diversas plazas que ha restaurado en los últimos tiempos, algunas de las cuales incluyen los chorritos, en este caso con una inversión de medio millón de dólares.

Destacó que se han invertido sobre 111 millones de dólares en distintos proyectos y generado sobre 2,700 empleos, por lo que ahora la gente de San Juan puede disfrutar de espacios públicos que  fueron abandonados, como el Parque de Las Palomas, el Luis Muñoz Marín, la Casa Ashford, las canchas del Caño de Martín Peña, las de tenis de Baldrich, entre otras, como una forma de “convocar a salir; hay que hacer tiempo para hacer ciudad”.

“Con esta reconstrucción, la Plaza Barceló se convierte en un punto de encuentro entre dos pueblos con una larga historia entre sí; con un alto sentido de respeto y de dignidad; pero sobre todo esta plaza es testigo de la gran esperanza, de la convicción de dos pueblos que saben que juntos pueden construir un futuro mejor”, dijo Cruz Soto.

La primera fase abierta en febrero pasado constituye el área verde y “ese extraordinario paseo con bancos y pérgolas para conversar y jugar una buena mano de dominó y  ahora “abrimos esta tarima, el área de juego para los niños y la pista para bailar”.

Cerca del área de juegos se sembró un Samán, que significa árbol de la lluvia, nativo de México y América Central, que cierra sus hojas cuando amenaza lluvia y el cielo se oscurece, mas para los dominicanos simboliza prosperidad, por lo que acostumbran sembrarlo antes de construir en las fincas o los patios de las casas.

“Por años, los usuarios de esta Plaza escucharon promesas. Hoy, completada la construcción de la Casa Dominicana que esperaron por más de 20 años; remodelado el Centro de Usos Múltiples de Barrio Obrero 1, vengo a cumplir con mi palabra empeñada; se hace realidad el sueño de hombres y mujeres que merecen un lugar digno para compartir con su familia y en comunidad y así mejorar su calidad de vida”, afirmó Cruz Soto al dejar inaugurada la Plaza Antonio R. Barceló, que honra al primer presidente del Senado de Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo