Pruebas caseras ayudan a la comunidad LGBTT, según estudio

Por Inter News Service

Un estudio implementado por investigadores del recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), en colaboración con la Universidad de Columbia en Nueva York, ha impactado de manera positiva a cientos de gay y a mujeres transgénero mediante un innovador método de prevención del VIH.

A través de la distribución de más de mil pruebas caseras para la prevención de VIH, según las estadísticas de los investigadores del Proyecto GAMMA del RCM, han logrado impactar a 148 participantes del estudio. Además de los equipos de prueba casera para la detección de VIH, los participantes reciben orientación sobre qué gestiones deben hacer una vez obtengan los resultados de las pruebas caseras, ya sean positivos o negativos.

“El estudio ha tenido gran aceptación entre la comunidad LGBTT. Hay que buscar métodos alternativos de prevención de VIH y hacerlos accesibles a las personas que más los necesitan. La idea del estudio es que las personas tengan accesibles las pruebas de VIH y puedan ofrecerlas de manera voluntaria a sus parejas sexuales logrando disminuir el riesgo de contraer la infección por el VIH”, indicó Irma Febo, investigadora principal de la iniciativa.

La prueba casera de VIH se utiliza como una herramienta para brindar información a sus usuarios a la hora de tomar decisiones en cuanto a su conducta sexual.

“Durante el próximo año y medio continuaremos con el proceso de reclutamiento de voluntarios que deben ser hombres o mujeres transgénero mayores de 18 años, que tienen sexo con otros hombres, que usan los condones ocasionalmente o simplemente no los usan y no se encuentran en una relación monógama”, detalló la también catedrática en la Escuela de Medicina del RCM.

Las personas que cualifiquen para participar en el estudio recibirán orientación hacia sexo más seguro, compensación monetaria y entre seis a 10 equipos de pruebas caseras de VIH.

Loading...
Revisa el siguiente artículo