AEE cortará servicio de luz a Casa del Veterano

Por Inter News Service

Este martes 11 de octubre, aproximadamente 140 envejecientes veteranos y familiares se quedarán sin el servicio eléctrico, luego que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) decidiera finalmente cortar la energía por falta de pago a la Casa del Veterano.

La suspensión de la electricidad está programada para las 9:00 de la mañana, según informó la corporación pública mediante un aviso público, en el que le advierte al personal de la institución hospitalaria, agencias, oficinas, pacientes y familiares de pacientes que tomen las medidas alternas para el cuidado de salud de los ingresados.

El administrador del lugar, Santiago Iturregui, no hizo comentarios al momento, por tanto no se supo a cuánto asciende la deuda ni cuáles son los pasos a seguir con los residentes. Sin embargo, las operaciones continuaban hoy como de costumbre.

La Casa del Veterano es un hogar de residencia de veteranos envejecientes y sus familiares que ha tenido mala fortuna desde su creación en el 1998. Tan recientemente como este verano apenas lograron evitar su desalojo, luego que el sistema de aire acondicionado fallara e hiciera imposible las condiciones de vida en la institución durante varias semanas.

En el hogar hay poco más de 20 residentes encamados.

Por otro lado, los recortes presupuestarios a la Oficina del Procurador del Veterano (OPV) tuvieron impacto en el dinero que esta agencia asigna al hogar, que es administrada por la empresa Ambassador Veteran Services.

La Casa del Veterano es una dependencia adscrita a la OPV, subsidiada en parte con fondos federales y locales.

La empresa provee mantenimiento, alimentos, paga la nómina de sobre 190 personas, los servicios médicos, farmacia, terapistas físicos y otros.

El retraso del Departamento de Hacienda en enviar las asignaciones no ha permitido ocasionalmente que se efectúe el pago de nómina a tiempo, provocando el malestar de los empleados y la amenaza de abandonar las labores.

En un nivel se tiene la capacidad para atender 120 envejecientes que puedan valerse por si mismos, aunque reciben todos los servicios.

Otra área se reserva para “nursing home”, para los que no puedan valerse, con enfermeras 24 horas al día y otros servicios. Este sector tiene capacidad para 120 residentes, pero casi el 80% está vacío.

Todos, sin embargo, deben ser capaces de costear los servicios (entre $1,000 y $1,900 mensuales), si bien el gobierno federal también provee subsidios individuales que pueden alcanzar los $600.

El procurador del veterano Agustín Montañez reveló en su comparecencia a la Legislatura para defender su presupuesto 2016-17 millones que tiene un recorte respecto al año anterior (2015-26), el cual ya mostraba insuficiencias de $790,000 para costear los servicios en la Casa del Veterano.

Reconoció que la política impuesta en las reservas presupuestarias afectó los pagos para la administración y operación del hogar de veteranos envejecientes y ha puesto en riesgo la continuidad de esos servicios, que puede incluir el desahucio de los residentes y el cierre de las instalaciones.

El contrato con Ambassador Veterans Services, de $7.4 millones, termina en mayo de 2017.

“El incumplimiento con los pagos de los contratos contraídos para la administración de las entidades gubernamentales resultará en demandas adicionales al ELA”, advirtió Montañez. Esa Oficina también tiene problemas para pagar el contrato del cementerio estatal de veteranos en Aguadilla.

A la Casa del Veterano hubo que hacerle mejoras y reparaciones por señalamientos federales entre el 2012 y el 2015 por el deterioro.

“La asignación especial para la administración de la casa del Veterano refleja una reducción de $700,000”, al 31 de mayo de 2016, se indicó en el Memorial Explicativo de presupuesto, y otros $90,000 posteriormente.

La Casa del Veterano fue construida a mediados de la década de 1990 a un costo de $13 millones, bajo el programa federal de construcción de casas de veteranos. El 65% del costo lo subsidió el Gobierno federal.

Bajo los términos de construcción y subsidio, el gobierno estatal viene obligado a asignar los recursos necesarios para el mantenimiento y operación de la Casa del Veterano. Incumplir esos términos puede conllevar que el gobierno federal le reclame al estatal los fondos que invirtió, advirtió Montañez.

La OPV no ha recibido una asignación recurrente de fondos presupuestarios para cubrir los gastos de mantenimiento y mejoras a la estructura, la que se ha deteriorado.

Los problemas económicos tampoco han permitido que el lugar pueda utilizarse en toda su capacidad ni de subsidiar a aquellos veteranos que lo necesiten.

El gasto en las operaciones del hogar es de $7.9 millones anuales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo