Señalan que alcaldesa de San Juan le regaló casa para ancianos a hermano del gobernador

Por Inter News Service

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, le “regaló” a Antonio García Padilla, hermano del gobernador, el edificio donde ubicaría el proyecto para personas de la tercera edad denominado Casa Abuelos, “en una transacción ilegal e inmoral por la que sólo se cobró un dólar y con un contrato por 30 años”, acusó hoy Juan Oscar Morales.

El candidato a representante por el Partido Nuevo Progresista (PNP) reclamó que se le devuelva a los sanjuaneros la estructura donde ubicaba la antigua sede del Departamento de Parques y Recreos, frente al parque Luis Muñoz Rivera, en Puerta de Tierra.

Según explicó Morales, “la estructura fue traspasada al municipio de San Juan en 2012, mediante la aprobación de una resolución conjunta de la Asamblea Legislativa, para proveer servicios de índole social para el bienestar general de las personas de la tercera edad, en un proyecto que se conocería como Casa Abuelos”.

Sin embargo, el 6 de marzo de 2015, Cruz Soto “le cedió este edificio a una corporación que preside Antonio García Padilla, con un contrato de un dólar por un período de 30 años”.

El político presentó el contrato 2015-002009, mediante el cual el municipio le cedió el edificio a la Academia Puertorriqueña de la Jurisprudencia y Legislación, corporación que preside el hermano del gobernador, y que “dirige Carlos Pagán, uno de los estudiantes que recibió fraudulentamente la beca presidencial de la Universidad de Puerto Rico”.

“Esta transacción es ilegal, porque se está destinando el edificio para un fin distinto al autorizado por la Asamblea Legislativa. De igual forma, constituye una transacción inmoral, porque se le está regalando a un club social de abogados, arrebatándole así la oportunidad a decenas de personas de mayor edad de vivir en un centro digno, compartiendo con sus pares”, añadió Morales.

Agregó que, además, “la Legislatura del Partido Popular Democrático (PPD) le asignó un millón de dólares a este club del hermano del gobernador, a través de una resolución conjunta que firmó el propio Alejandro García Padilla, para pagar la remodelación del edificio”.

“Peor aún, el contrato provee para que la Academia Puertorriqueña de la Jurisprudencia y Legislación pueda rentar los salones a terceros, generando así ingresos para su beneficio, gracias a la generosidad del PPD con el dinero del pueblo”, denunció Morales. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo