Yulín Cruz: "mi ánimo es de resistencia" ante la JCF

Por Inter News Service

La junta de control fiscal impuesta por Washington propinó al gobierno de Puerto Rico, a juicio de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, “un golpe de Estado en 29 minutos”, por lo que se encuentra en ánimo de resistencia.

“Mi ánimo es de resistencia; iré a la corte y si tengo que ir a la corte federal, lo haremos”, dijo la alcaldesa en un aparte con los periodistas después de la develación de un busto del cantante Cheo Feliciano en la Plaza de los Salsero, remodelada a un costo de poco más de 748 mil dólares, en el sector de Villa Palmeras.

La alcaldesa recordó que el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) le tiene confiscado a San Juan 20 millones de dólares que tienen como fin prestar servicios esenciales a los munícipes, situación similar que afecta a Carolina.

Describió como “un golpe de Estado en 29 minutos perpetrado por gente de cuello blanco” la primera reunión de la junta de control fiscal, realizada este pasado viernes en la ciudad de Nueva York, donde como anuncio principal, además de la selección de su presidente en la persona del empresario de seguros José Carrión, el control de la totalidad de las agencias y corporaciones públicas puertorriqueñas, incluso aquellas que no tienen problemas fiscales.

Indicó que, a partir de esta acción, el dinero incautado a San Juan puede ser utilizado para pagar deudas que no corresponden al municipio.

“Esto es como si el dinero suyo se lo quitaran para pagar las deudas del vecino”, ilustró la primera ejecutiva municipal de la ciudad capital.

Cruz Soto manifestó que el gobierno de Estados Unidos, mediante la junta de control fiscal que impone la legislación Promesa, “nos quiere hacer creer que lo están haciendo por nuestro bien”.

“Los puertorriqueños somos capaces y me niego a ser presa de la filosofía esto no lo podemos hacer”, dijo en referencia a levantar al país de la crisis fiscal en que se encuentra ante una deuda pública de 68 mil millones de dólares.

Cruz Soto alertó a los ciudadanos que el poder omnímodo de la junta de control fiscal puede disponer de los bienes del municipio, como el parque Luis Muñoz Marín, en Hato Rey, y cualquier otra instalación que estaba en precario y que su administración ha rescatado mediante inversiones que conllevan empréstitos.

“Mi ánimo es de resistencia, hacen esto porque es una colonia”, expresó al instar a comenzar un proceso para descolonizar a Puerto Rico mediante la asamblea constitucional de estatus.

Loading...
Revisa el siguiente artículo