AEE incumple, pero la Comisión de Energía les da un break

Por Inter News Service

La Comisión de Energía (CEPR) aprobó hoy el Primer Plan Integrado de Recursos (PIR), modificado, de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), informó en declaraciones escritas este viernes en la noche.

El PIR es un plan de trabajo diseñado por la AEE a 20 años, con proyectos y metas a corto, mediano y largo plazo, así los pasos a seguir para llevar a cabo la modernización de la corporación pública.

De igual forma, el PIR evalúa los méritos de la utilización de diferentes tipos de recursos energéticos para suplir la demanda de electricidad futura pronosticada en el país, con la meta de lograrlo “de manera confiable y costo-efectiva”, se indicó en las declaraciones.

“El Plan debe ser una hoja de ruta para proveer un servicio eléctrico al menor costo durante el horizonte de planificación”, se agregó.

La CEPR es el ente regulador del sector de la energía eléctrica en la Isla. Es igualmente responsable de aprobar o desaprobar el PIR, supervisar, guiar y fiscalizar su implantación.

La Comisión expuso que es de conocimiento público que la AEE enfrenta restricciones financieras y de capital extraordinarias.

“Su infraestructura no ha sido adecuadamente mantenida por años. La flota generatriz incumple con los Estándares de Mercurio y Tóxicos de Aire de la Agencia Federal de Protección Ambiental (MATS, por sus siglas en inglés). Por otro lado, sus clientes son los receptores de la volatilidad de los precios de combustible en el mercado y de la degradación ambiental debido a los combustibles fósiles, entre otros asuntos de alto interés público”, expresó.

El PIR representa “el primer intento de la AEE de establecer un plan de recursos que atienda las deficiencias estructurales que han llevado a la AEE a la situación en que se encuentra actualmente. Si bien los requerimientos de la CEPR pueden haber sido nuevos para la AEE, las herramientas y métodos para implantar la planificación de recursos eléctricos son prácticas estándar y bien documentadas de la industria”.

“Durante los últimos 14 meses, la CEPR le concedió a la AEE amplias oportunidades de cumplir con el Reglamento para el Primer Plan Integrado de Recursos , Reglamento 8594, emitido por la CEPR el 22 de mayo de 2015, con el propósito de que la propuesta de la AEE representara un análisis exhaustivo de las necesidades de demanda y los recursos adecuados  para suplir esa demanda”, se indicó.

Sin embargo, se añadió en las extensas declaraciones, “la AEE no pudo producir un PIR que cumpliera con los rigurosos estándares de aprobación que rigen a la CEPR”.

Como es necesario aprobar un PIR, la CEPR aprobó uno modificado con las directrices que requiere el organismo. Entre estas, la modernización de unidades generatrices para aumentar la eficiencia y confiabilidad del servicio, como por ejemplo el reemplazo de unidades en Palo Seco y el retiro de unidades obsoletas en San Juan.

Además, se contempla una nueva unidad de ciclo combinado y la repotenciación de las unidades 1 y 2 de Aguirre, “lo cual permite reducir la probabilidad de eventos como el ocurrido en días pasados”.

La Comisión estableció un plan para la modernización y el mantenimiento de la infraestructura de transmisión y distribución, y atiende preocupaciones relacionadas con el cumplimiento ambiental (incluyendo los MATS) y el desarrollo de proyectos de energía renovable.

Ante esta situación, la CEPR ordenó a la AEE que desarrolle y lleve a cabo procedimientos internos “para asegurar que en el futuro sus PIRs cumplan con sus obligaciones en ley y con los estándares profesionales de rigor. La AEE debe someter propuestas de actualización  del PIR  a la CEPR cada tres años”.

La Comisión resaltó que la AEE “no cumplió con los requisitos específicos en el Reglamento aprobado por la CEPR, los cuales procuran una evaluación integrada de todos los elementos que inciden sobre la planificación futura de la AEE”.

Por ejemplo, sostuvo, el Plan de la AEE  no contempló de forma adecuada el impacto de los proyectos y las obras en las metas de cumplimiento ambiental, eficiencia operacional y confiabilidad en el servicio.

Además, la CEPR y los interventores cuestionaron la validez de los escenarios, modelos y metodología utilizados por la AEE para sustentar sus propuestas. De otra parte, la CEPR concluyó que la propuesta de la AEE no contempló el desarrollo y la integración de fuentes de energía renovable cónsona con los esfuerzos recientes para la diversificación energética.

La implantación por la AEE del nuevo PIR Modificado “pondrá a la corporación pública en una mejor posición para cumplir con las expectativas de confiabilidad y seguridad, así como con sus obligaciones financieras y su responsabilidad de proveer servicio al menor costo posible”, se manifestó.

Bajo la Ley federal Promesa (“Puerto Rico Oversight Management and Economic Stability Act”), la determinación de proyectos críticos de energía depende de que cumplan con lo aprobado por la CEPR en el PIR Modificado, argumentó la Comisión.

Proyectos que la CEPR determine no cumplen con el PIR Modificado serán inelegibles  para designación como proyectos críticos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo