Rosselló promete inyectar hasta $450 millones a UPR

Por Aiola Virella @AiolaVirella
Propuesta

Algunas iniciativas de desarrollo en la UPR y el sistema universitario que pondera el aspirante a la gobernación del PNP
•    Cooperativas entre la industria, pymes y la academia. Establecer una colaboración por créditos amplia, para que los estudiantes puedan ir generando experiencia y un estipendio, a la vez que las pymes y la industria puedan capacitar y entrenar mano de obra a un bajo costo.
•    Nueva oficina de transferencia de tecnología (patentes y comercialización). Una oficina de patente con los recursos legales, de mercadeo y conocimiento de patentes es esencial.  Se puede lograr con asignación de recursos o mediante alianza publico-privada.
•    Participación en alianzas público-privadas participativas. La Universidad puede brindar servicios que el Gobierno otorga ahora mismo.  Ejemplos de esto son la creación de una academia de seguridad pública acreditada y academias de liderato educacional para los directores y directoras.
•    Fomentar el distrito de biomedicina. Establecer un distrito de salud y las ciencias biológicas interconectando Ciencias Médicas, con la Ciudad de las Ciencias, la Universidad Metropolitana y el Biomolecular.
•    Fomentar el distrito de tech valley (Río Piedras). Desarrollo de un ecosistema de tecnología e innovación, que fomente el crecimiento económico de Puerto Rico.

 

Ricardo Rosselló planifica convertir a la Universidad de Puerto Rico (UPR) en un proveedor de servicios del gobierno, de manera que lleguen a sus arcas entre $250 y $450 millones que actualmente se pagan a empresas privadas. Para ello, el aspirante novoprogresista a la gobernación espera contar con la colaboración de los oficiales universitarios, y, de no ser así, volvería a cambiar la Ley Orgánica de la UPR para tener allí a personas que respondan a su política pública.


Rosselló detalló a Metro su plan para la UPR, al tiempo que aseguró no consolidará recintos del sistema ni tocará la fórmula presupuestaria de la institución académica. Sin embargo, reconoció que, aunque no toque la fórmula que separa 9.60 % de los ingresos al Fondo General para que vayan directamente a la UPR, ese pote cada vez se achica más por la crisis fiscal que atraviesa el país. El plan de quien en su momento fuera profesor del recinto de Ciencias Médicas es reorientar recursos del gobierno que se pagan a empresas privadas al sistema UPR para darle oxígeno sin tener que aumentar la matrícula de los universitarios.

 

“Mirando el presupuesto del gobierno, hay dos partidas bien grandes de educación continua: una en el Departamento de Educación y una de asuntos del gobierno en general que nos permiten establecer lo que hemos llamado una alianza con la Universidad de Puerto Rico para, a cambio de ese adiestramiento y de educación continua de nuestros servidores públicos, se pueda establecer una colaboración con la Universidad. […] Lo que nosotros vemos es la oportunidad de que la Universidad de Puerto Rico se convierta en ese espacio a cambio de lo que nosotros hemos podido identificar pueden ser entre $250 y $450 millones”, dijo Rosselló.

 

El político reconoce que, para ello, la institución deberá reforzar sus departamentos de educación continua, por lo que dijo que desde su llegada al gobierno —de resultar electo— trabajará en darle forma al proyecto. “Desde el 2 de enero, cuando tome posesión, voy a firmar una orden ejecutiva para que se establezca la colaboración entre el Gobierno central y la Universidad de Puerto Rico con el objetivo de que ya para nuestro primer año fiscal y nuestro primer presupuesto podamos comenzar a evaluar cómo redirigimos ese presupuesto”, sostuvo.

 

Esa cantidad de hasta $450 millones podría aumentar, según Rosselló, pues en esta misma “colaboración” la UPR asumiría luego el readiestramiento de los empleados de gobierno que vayan a ser trasladados a otras dependencias como parte de su propuesta de “empleador único”.

 

“La gran mayoría de la empleomanía del gobierno ahora es administrativa, o sea, que sería en primer lugar enfatizar ese tipo de destrezas y la flexibilidad que se tiene que tener dentro de ella. Posterior a eso, a medida que se vayan cambiando de destrezas y de disciplina, pues se tiene que ver cuáles son las que la Universidad puede otorgar mediante este programa. Cuando empiece la movilidad, comenzarán otros procesos de readiestramiento”, dijo el candidato azul.

 

“¿Volvería a cambiar la Ley Orgánica de la UPR como suele suceder cuando hay cambios de gobierno?”, cuestionó Metro. “Si nosotros podemos seguir lo que sería una política pública de progreso para la Universidad, no hay que contemplar cambios. Obviamente, si se obstaculiza eso, como ha pasado anteriormente, y no se permite la implementación de política pública, pues se contemplan alternativas. A mí me gustaría pensar que, en cuanto a los mejores intereses de la Universidad, nos podemos sentar, hilvanarlos y desarrollarlos dentro del sistema que está desarrollado actualmente”, respondió Rosselló.

 

Otro plan dentro de su política pública para la UPR sería crear categorías especiales para los investigadores que traen fondos a la institución mediante grants, de forma que se mejore su compensación.

 

“El 5 % de los investigadores en la Universidad, aproximadamente, traen la gran mayoría de los recursos federales, y debe haber una clase o categoría para incentivar ese flujo de grants adicionales, atemperándonos con la mentalidad de que la Universidad debe ser un ente que, además de depender del Gobierno, pueda tener sus propios ingresos”, agregó.
De otra parte, no descartó llevar una APP a la UPR, específicamente para trabajar con el tema de las patentes. Enfatizó que hay que crear y comercializar patentes.

 

“Esto se puede hacer de dos formas: o en la misma universidad —si entendemos que los recursos están para poder lograrlo— o mediante un tipo de APP que pueda fomentar distintos eslabones de esa oficina. Ahora mismo hay una oficina, pero no tiene los recursos adecuados para poder comercializar o para poder llevar todos los pasos para que una idea se te convierta en una patente y se pueda comercializar. Por ejemplo, en otras instituciones que yo he estado, tienen todo el andamiaje legal, de mercadeo y de peritaje en patentes y científico para poder coger lo que es una innovación de un docente y que ellos puedan correr la bola hasta llevarlo a una patente. Ahora lo que pasa es que el docente tiene que correr con todo y nunca llega porque no es su área de peritaje”, expuso el candidato, quien desarrolla patentes en China mediante una empresa llamada Beijing Prosperous Biopharm.

 

Más allá de esa posible APP en la Universidad, dijo que la misma UPR podría ser parte de una APP para su proyecto de Leadership Academy, unas academias para para adiestrar a directores escolares y establecer requisitos. “Nosotros lo que contemplamos es que [los directores] pasen por este proceso, que tengan las herramientas y que, si no dan los resultados, que regresen a la docencia y que se les dé la oportunidad a otros para que puedan ser directores. La APP sería la Universidad”, dijo. Además, contempla crear una academia de seguridad acreditada a la que asistan policías, bomberos y personal del Instituto de Ciencias Forenses en la que dijo la UPR puede ser la APP que forme esa academia u otras universidades privadas por el campo de peritaje. En este caso, dijo las APP tienen que pasar por todo un proceso de competencia.

 

Sobre los recintos, aseguró que no contempla consolidaciones, sino que se especialicen en distintos campos de la enseñanza. También descartó un aumento de matrícula y hasta habló de que aspira a bajar los costos de estudiar en la UPR. Para ello,  dijo que se podría lograr maximizando el uso de la tecnología y la educación a distancia para que la UPR se convierta en un atractivo para hispanos en Estados Unidos o estudiantes latinoamericanos.  
“Mi aspiración es lograr que la Universidad progrese”, afirmó. Sobre la posibilidad de un nuevo presidente, y, sobre si en su gobierno buscarían un académico dentro del sistema o lo traerían de fuera de la isla, dijo: “La consideración debe ser quién es la mejor persona, la más cualificada. Si está dentro del sistema, que sea esa persona”.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo