PNP aprueba Plan de Gobierno y compromiso anticorrupción

Por CyberNews

El tercer día de la Convención del Partido Nuevo Progresista (PNP) que efectúa en el hotel El Conquistador de Fajardo se caracterizó por aseveraciones y muestras de unidad entre miembros de la colectividad y una exhortación a las huestes de conseguir el apoyo del voto ausente y de los encamados.

Desde los candidatos para la nueva Legislatura se sentaban las bases para las aspiraciones a la presidencia de ambos cuerpos legislativos. Por un lado, el senador Thomas Rivera Schatz acudió a la tarima acompañado de la delegación que denominó el “Senado de esperanza”, quienes portaban camisas color verde. Mientras, del lado de la Cámara de Representantes se alzaba el legislador Gabriel Rodríguez Aguiló, acompañado por algunos de los candidatos para dicho cuerpo legislativo.

Durante la Asamblea se aprobó el Plan de Gobierno de forma unánime y los candidatos firmaron un compromiso anticorrupción.

El presidente de la colectividad y candidato a la gobernación, Ricardo Rosselló, aseguró a la prensa que dicho documento firmado por los candidatos,  lejos de ser un simple papel era algo “vinculante”.

Más temprano, Rosselló mencionó las propuestas de su denominado plan integral.

“Este plan de gobierno es diferente porque lejos de ser solamente unas secciones en un libro, es un plan integral  para poder tener resultados para Puerto Rico. Su base es el desarrollo y la protección de su recurso humano”, destacó.

Una de las propuestas va dirigida a cambiar el modelo de enseñanza del Departamento de Educación, en la que se le dan más recursos a los directores escolares y más poderes a los padres. Este sistema será uno bilingüe.

En cuanto al área de la salud, dijo que los detractores de la Reforma de Salud implantada por su padre y exgobernador, Pedro Rosselló, es porque “no la entienden”. De otro lado, propuso elevar a rango constitucional el derecho a la salud, lo que hará mediante una consulta a los ciudadanos. Y propuso que los pacientes tengan derecho a la libre selección de su proveedor de salud indistintamente de la región que pertenece; que el gasto de salud no se concentra en el renglón administrativo; que atacará el éxodo de médicos y el alza en el costo de medicamentos.

En relación al área de seguridad sostuvo que promoverá la implantación del programa Crime Stopper, que buscará la acreditación de la academia de la Policía, que brindará más recursos a la Uniformada y que se integrarán todas las agencias de seguridad pública.

Por otra parte, sobre el Sistema de Retiro expuso que buscará dinero nuevo a través de Alianzas Público Privadas (APP) y destinará recursos a los planes de pensiones gubernamentales por medio de un fideicomiso.

Según Rosselló estas APP podrían ser en renglones como energía renovable, infraestructura, servicio de colecturías, etcétera.

Asimismo, aseveró a la prensa que revisará las reformas del Sistema de Retiro aprobada por la presente administración.

Igualmente, Rosselló, afirmó que su gobierno no tolerará el narcotráfico y colaborará con las agencias federales, que permita el adiestramiento de los empleados estatales.

También planteó que establecerá el Puerto Rico Innovation and Technologies Services, por medio del cual se reclutará de forma temporera a personal capacitado en el área de tecnología.

En cuanto al sistema contributivo adelantó que perseguirá la eliminación de impuesto a las transacciones entre negocios, mejor conocidos como el Business to Business.

A su vez, la representante y candidata a la Comisaría Residente en Washington, Jenniffer González, planteó que de vencer el próximo noviembre, su primer proyecto irá dirigido a conseguir un acta para la inclusión de Puerto Rico como el estado 51 de la nación norteamericana. Esta propuesta fue avalada por Rosselló, quien dijo que González será la última comisionada residente en Washington e indicó que para lograr la estadidad para Puerto Rico utilizaría fondos de la Administración de Asuntos Federales (PRAFA, por sus siglas en inglés) para financiar la causa.

En otra línea, González mencionó que ante la aprobación de la ley federal de PROMESA, cambiará el rol del comisionado residente en Washington.

La expresidenta de la Cámara estableció sus prioridades en conseguir igualdad a la Isla en las asignaciones de fondos federales y el acceso a los programas disponibles en otras jurisdicciones, en incrementar compras del gobierno federal a entidades locales, que las escuelas públicas sean bilingües, y en establecer alianzas entre la Oficina del Comisionado Residente y el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) para la atracción de nueva inversión.

Loading...
Revisa el siguiente artículo