Acusan agentes de obstrucción a la justicia y violación por derechos humanos

Por Inter News Service

Cuatro agentes de la División de Narcóticos de la Policía, en Carolina, fueron acusados de siete cargos por obstrucción a la justicia y violación a los derechos humanos, anunció hoy la directora de División de Derechos Civiles del Departamento Justicia de Estados Unidos, Vanita Gupta.

La funcionaria hizo el anuncio junto a la jefa de fiscales federales en Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez Vélez.

Se les acusa a los agentes de haber violado los derechos de personas durante un operativo realizado el 15 de noviembre de 2014.

De acuerdo con el pliego acusatorio, los agentes José Cartagena, Carlos Nieves, Jimmy Davis y la exagente Shylene López utilizaron fuerza excesiva para realzar un arresto.

Además, ocultaron evidencia sobre su conducta impropia, de acuerdo con la investigación.

La acusación alega que Cartagena golpeó en la cabeza con su arma causando una herida a uno de los arrestados, mientras que Nieves le disparó causando otra herida.

Davis causó otra herida con golpe.

Cartagena procedió posteriormente a obstruir lajJusticia para evitar que se supiera la verdad.

A Cartagena lo acusaron de dos casos por obstruir la justicia y ocultar evidencia, mientras que a Nieves, Davies y López, por utilizar su cargo para violar los derechos de las víctimas.

De resultar convictos, los acusados podrían enfrentar 20 años de prisión por cada cargo de obstruir la justicia y diez años por violación de los derechos civiles.

También podrían ser multados en 250,000 dólares por cada cargo.

Debido al caso, el superintendente asociado de la Policía, Juan Rodríguez Dávila, comentó que “estos agentes mancharon su uniforme y la imagen del cuerpo policíaco violando derechos civiles. Nosotros nos mantenemos trabajando y colaborando con el FBI.  Esta misma tarde, una vez rindan el informe de las acusaciones, estaré firmando los documentos que los suspende sumariamente de empleo”.

Agregó que “aquel que  se  aparte  del  reglamento  y de  la  ley será  expulsado  de  la uniformada. El superintendente, José Caldero López ha sido enfático que bajo su administración la corrupción no será tolerada.  Si tengo que reconocer, que la  mayoría de los hombres y mujeres que componen este cuerpo son personas comprometidas y dedicadas al servicio público”.

García Nieves, de 32 años, llevaba 12 años en la Policía, en tanto que Davis, de 31 años, ya sumaba diez años.

Mientras, Cartagena Rodríguez, de 41 años, cumplía 12 años en la uniformada, diferente a López García, quien con 42 años ya completaba 17 en la Policía.

La agente fue expulsada de la uniformada en octubre de 2015 tras las acusaciones de los llamados “Suricatos”.

En estos momentos se encuentra confinada en la cárcel federal de Guaynabo

Loading...
Revisa el siguiente artículo