Campamento contra la junta repudia supuesta inacción de la Policía

Por Inter News Service

Los voceros del campamento contra la junta de control fiscal emplazada en las inmediaciones del Tribunal federal, denunciaron la acción de cuatro violentos activistas a eso de las 7:00 de anoche y que no fueron detenidos por la Policía pese a que habían robado un teléfono celular con el que se registraban sus acciones.

 

“Cuatro emplazadores se presentaron en las inmediaciones del campamento con el interés de entregarles documentos a un grupo de manifestantes. Estos emplazadores, quienes se negaron a ofrecer sus nombres, demostraron una actitud violenta y agresiva hacia los compañeros allí presentes. Alertados por la situación, quienes se encontraban en el Campamento optaron por grabarlos para documentar cualquier acto que pudiera suscitarse”, señalan en un comunicado.

 

Los voceros explicaron que al tornarse más violentos, le arrebataron a una persona su celular y amenazaron con hacer uso de un arma de fuego, por lo que “un grupo de personas tuvo que intervenir para quitarle el celular al emplazador que lo había robado, rescatando el video que evidencia el incidente, la amenaza y la violencia”.

 

Al mismo tiempo, los voceros denuncian “la actitud pasiva de los miembros de la uniformada, quienes optaron por no intervenir a pesar de los reclamos de las personas afectadas y que, posteriormente, obstaculizaron el que la víctima ejerciera su derecho a presentar la correspondiente querella criminal”.

 

“La presentación de esta querella, que actualmente se encuentra en manos del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) requirió de largas horas y de la intervención de un equipo de abogados. El proceso para exigir justicia no puede depender de que los policías quieran tomar querellas o de que valoren quiénes merecen o quiénes no merecen protección”, argumentan.

 

Finalmente, denuncian “la violencia y la represión de los emplazadores y de aquellas entidades o personas que los contrataron con la intención de intimidar y censurar la manifestación y el derecho a la protesta. La acción de estos emplazadores y su violencia es una repetición de los actos violentos y de represión que experimentamos cada vez que queremos manifestarnos libremente”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo