Contradictorios testimonios de Anaudi en tribunal y Perelló ante Gran Jurado

Por Inter News Service

El testimonio vertido hasta ahora en la corte federal por el convicto empresario Anaudi Hernández y ciertas declaraciones del expresidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, a un Gran Jurado federal pudieran comprometer la permanencia del representante en lo único que le queda, su escaño y sus aspiraciones a la reelección, pues las versiones son irreconciliables.

Perelló renunció a la presidencia del Cuerpo al ceder a las presiones que hace semanas se ejerce luego que trascendiera en la agencia Inter News Service (INS) que tomó de manos del ahora convicto Lutgardo Acevedo unos $45,000 en efectivo y se indicara además que tenía más conocimiento sobre el esquema de corrupción en la Cámara de Representantes de lo que reveló, tanto públicamente como al Gran Jurado.

Anaudi estableció en corte que todas las gestiones que hacía de recaudación de fondos de campaña, actividades, agasajos, colocación de personas en puestos claves, tenían el único propósito de influenciar para beneficio de sus empresas, aunque fuese de manera ilegal, como efectivamente fue.

Y ha establecido también que los funcionarios reaccionaron afirmativamente a esos deseos.

Indicó el convicto que su “conexión” en la Cámara era Perelló. Y durante el juicio contra los funcionarios públicos trascendió que poco tiempo antes de que se le otorgara el contrato el 18 de septiembre para montar un nuevo cuadro telefónico, Anaudi se reunió con Perelló en las oficinas de este el 27 de agosto.

La controversia surge porque Perelló sostuvo ante el Gran Jurado que no hablaba con Anaudi desde después de las elecciones. Luego surgió nueva información que indica que también se reunió con Anaudi en algunas reuniones del comité de finanzas con Perelló.

Hoy trascendió en un medio de prensa fotos de Perelló en una actividad del 29 de diciembre de 2012 en la mansión de Anaudi, donde estuvo además Alejandro García Padilla, Eder Ortiz, Eduardo Bhatia, Maritere González y otros políticos y empresarios.

Perelló le dijo, específicamente, al Gran Jurado que “no” había ido a dicha actividad.

Ese fin de semana Perelló le dijo al Gran Jurado que se había quedado con su familia en el Hotel Howard Johnson, en el área, con una tarifa especial porque participaría el día 30 de diciembre en una actividad caritativa para un paciente de cáncer. De hecho, esa actividad había sido convocada por Anaudi.

Pero aseguró que el 29 de diciembre no fue a la fiesta en casa de Anaudi, hasta que hoy trascendieron las fotos.

Por otro lado, el expresidente de la Cámara señaló que solo supo que Anaudi intentó conseguirle empleo a Sonia Barreto e Ivonne Falcón en la AAA, cuando lo visitaron en sus oficinas.

Y a la pregunta sobre si Anaudi le preguntó sobre conseguirle trabajo a alguien más, el “mejor recuerdo” de Perelló es que no lo hizo.

Cuando ante el Gran Jurado se le preguntó a Perelló cómo Sally López consiguió el puesto de directora en ADL, Perelló dijo que el gobernador la nombró.

Se le preguntó si él la recomendó, y Perelló respondió “no recuerdo haberla recomendado”.

-“¿Usted sabe si Anaudi fue la persona que la recomendó (a Sally), o el que quería que ella fuese nombrada a esa posición?

-“Esa es información que yo desconozco”, contestó Perelló.

Un correo electrónico que se aceptó en evidencia en la corte federal señala que fue Perelló quien recomendó inicialmente a Sally a Anaudi.

Igualmente Perelló le recomendó a otra persona para ese cargo. Según el Anaudi, Alejandro Riera fue “la segunda persona que Jaime Perelló me recomendó para administrar ADL”.

El envolvimiento de Perelló en la designación de Sally López incluyó que su esposa Rosa Vicente llevara a cenar a la funcionaria, hoy acusada de actos de corrupción.

Perelló, ante el Gran Jurado, se había alejado ante las gestiones que hizo su esposa para ayudar a colocar personas en el gobierno a solicitud de Anaudi. Rosa Vicente recibía resumés que le enviaba Anaudi. Supuestamente Perelló no lo sabía. Este reconoció que recibía cientos de resumés de ciudadanos desempleados, “pero no de Anaudi”.

Sally López ascendió a Vicente, que tiene un puesto de carrera en ADL, a un puesto de confianza en la agencia.

“Yo no hice arreglo alguno para asegurar que Sally fuese la directora de esa compañía” (ADL), dijo Perelló. “Yo no negocié nada para que mi esposa llegara a ser Ayudante”, reiteró.

Las publicaciones de la prensa que cubre el juicio indicaron que para finales diciembre Anaudi y Eder Ortiz llamaron a Perelló para reunirse y este les dijo que la candidata que recomendó era Sally López. Esa noche Rosa Vicente llevó a Sally a una cena en Hotel Olive. López habría dicho que le interesaba esa posición en ADL. Sally fue invitada a una actividad en Aguadilla de recaudación de fondos para un paciente de cáncer. La invitaron porque aunque era actividad una recaudación fondos para un paciente cáncer, estarían presentes el gobernador, Perelló, y Eduardo Bhatia.

“Sally López era directora de la agencia, teníamos el acceso directamente a ella y podíamos presentar nuestros proyectos”, dijo Anaudi en la corte sobre el significado de la designación de López.

Por otro lado, Perelló también se distanció del proceso administrativo sobre el contrato otorgado, fraudulentamente a la empresa 3Comm, de Anaudi.

“Todo el proceso de licitación, esos son procedimientos administrativos en los que yo no intervengo”, indicó ante un Gran Jurado, y que esos asuntos fueron “transparentes”.

“Yo no tomé parte para nada en ese proceso”, dijo.

“Estaba en una actividad con Jaime Perelló y nos acercamos a él para ver cómo lo podíamos ayudar”, dijo, sin embargo, Hernández en la corte federal.

“Me comentó (Perelló) que tenía un problema con el cuadro, que llevaba muchos años y que si podíamos ayudarlo”, agregó.

Anaudi indicó que luego de esa conversación sacó una cita con Perelló para hablar del proyecto.

Anaudi dijo en corte que tras reunirse con Perelló, este lo refirió para reunirse con Xavier González Calderón y Glenn Rivera. Estos dos son el administrador de la Cámara y el ayudante. González hizo alegación de culpabilidad por el caso de fraude en ese cuerpo y Rivera es procesado en este momento por esos mismos actos. En algún momento de 2014, Rivera le pidió a Anaudi que le ayudara a buscar trabajo en otra agencia.

Surgió en corte que González Calderón era la persona que recibía el dinero de donativos de campaña que Anaudi recogía.

A mediados de noviembre de 2012, Perelló había recomendado, precisamente, a Xavier González como administrador de ADL. Anaudi le envió resumé de González a “Gerry” García Padilla y este le dijo que no querían nombrar personas que hubiesen ocupado puestos en las mismas agencias.

El candidato a gobernador por el PPD, David Bernier, le pidió la renuncia de la presidencia a Perelló, pero no a su escaño ni su candidatura a la reelección.

Igualmente surgió en corte que la directora de campaña de Bernier, Lisa Ortiz y Miriam Ramos, también miembro de su comité de campaña, eran miembros del comité de finanzas de Perelló. Estas dos personas no fueron mencionadas por Perelló, ni tampoco Anaudi, cuando en el Gran Jurado se le preguntó quiénes componían su comité de finanzas.

Por: Obed Betancourt

Loading...
Revisa el siguiente artículo