Bernier no descarta más bajas ante caso en tribunal

En la mira. El candidato a la gobernación por el PPD aseguró que medirá con la misma vara a todos los que se vean implicados en el caso por corrupción pública que se sigue en el foro federal.

Por Metro Puerto Rico

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, advirtió que podría estar solicitando más renuncias en la medida en que se siga revelando información en el caso que se sigue en el Tribunal federal contra los cómplices del exrecaudador de la colectividad Anaudi Hernández.

El candidato a la gobernación fue enfático al decir que seguirá de cerca las incidencias del caso y que, de ser necesario, actuará de la misma forma que lo hizo contra el ahora expresidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, a quien le solicitó que abandonara el cargo.

“De igual forma estaré muy atento a las incidencias y cualquier señalamiento severo que haya contra algún miembro de esta colectividad o algún candidato. Será atendido con el mismo rigor con el que he atendido los asuntos siempre. En ese sentido, actuaré sin que me tiemble la mano. En la institución política que yo presido no habrá espacio para los Anaudi Hernández ni para los empresarios con Rosselló”, dijo Bernier.

Precisamente, ayer resaltó el nombre de la senadora Maritere González, quien, según Hernández, pulseaba para que se concretizaran nombramientos luego de que este le saldara deudas de campaña.
Perelló renunció a su cargo como presidente más no a su puesto como legislador ni a su candidatura, pero Bernier expuso que, si se dan señalamientos más directos en su contra, se evaluaría de forma específica el que no figure en la papeleta de la colectividad.

Del  mismo modo, el presidente del PPD se negó a profundizar en los señalamientos de Perelló de que quienes le apoyaron fueron perseguidos por la colectividad. “Es un asunto muy intenso y delicado, y se pudo haber exacerbado alguna expresión. Lo importante es que se hizo lo correcto”, se limitó a decir el político.

Y es que el expresidente de la Cámara apuntó que su salida de la presidencia se dio para proteger los intereses de a quienes llamó sus “gladiadores”.

“[Con el fin] de proteger a mis compañeros, para que puedan volver a sus pueblos y llevar el mensaje de lo que han hecho y no permitir que yo sea una excusa, tomo la muy difícil decisión, pero convencido de que es lo mejor para mis compañeros, de hoy renunciar a la presidencia de la Cámara de Representantes”, dijo Perelló.

Pero antes el representante insistió en que “a mí no me han acusado de nada; por eso me he mantenido firme”, y golpeó el podio. “En las pasadas 24 horas, todos  estos compañeros que están aquí y muchos que no han llegado han recibido el ataque más inmerecido de mi colectividad para que tengan que ceder a sus convicciones de estar con este presidente basado en amenazas de que no van a hacerles campaña”, sentenció Perelló, quien llamó a los representantes y familiares que le apoyaron en el proceso “guerreros de Cristo”.

Perelló ha sido cuestionado por haber conferido un contrato de sobre $300 mil a Hernández para cambiar el cuadro telefónico en el cuerpo legislativo, que, aunque nunca funcionó, se le siguió pagando. El empresario se declaró culpable de actos de corrupción gubernamental en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Puerto Rico. 
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo