Autoridades delinean plan para disponer del barco

Atentos a impacto. Una de las preocupaciones es el impacto ambiental ya que la embarcación tiene combustible. De hecho, como medida de precaución, los manatíes Aramaná y Yuisa tuvieron que ser removidos de la playa Punta Salinas.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

En la base de la Guardia Costera se levantó un comando unificado que trabajará en el plan para el manejo de la embarcación que encalló cerca de Isla de Cabra luego de que no se pudiera contener el incendio que se desató en los cuartos de máquinas.   

Así lo detalló el portavoz de la Guardia Costera, Ricardo Castrodad, quien precisó que el equipo está compuesto por personal de agencias locales y federales.  “Ese equipo seguirá creciendo durante los próximos días que estarán entrando todos los expertos que sean necesarios para poder llevar a cabo las acciones y decisiones correspondientes sobre lo que tienen que ver con el salvamento de la embarcación y eso también conlleva acciones preventivas o tomar decisiones sobre alguna acción ambiental”, detalló el funcionario.

Castrodad fue enfático al decir que aún hay riesgo de impacto ambiental porque el barco tiene combustible en su interior. 

“Hay riesgo ya que hay combustible a bordo de esa embarcación por lo que estamos en coordinación y comunicación con las entidades de la industria que se dedican a esos tipos de trabajo para proteger las zonas ambientales que haya que proteger y atender cualquier situación que pudiese ocurrir”, indicó.
Aunque las autoridades trabajaron para extinguir el fuego no fue posible por lo que optaron por desalojar la embarcación. “Determinamos desalojar la embarcación no hay nada que se pueda hacer por la embarcación. Los sistemas del barco han colapsado. Ya no es seguro trabajar dentro del barco”, detalló Ángel Crespo, jefe de la de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD). Ante esto en horas de la noche de ayer aún esperaban porque el fuego se extinguiera.

Crespo informó que 105 personas estaban siendo atendidas por los servicios médicos, la mayoría por golpes de calor, deshidratación y susto; 24 de ellas permanecían hospitalizadas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo