Perelló descarta renunciar a su cargo

Este dijo: “no voy a salir trasquila’o” por caso empresario Anaudi Hernández.

Por Inter News Service

El presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló Borrás, aclaró hoy que no abandonar su cargo porque “no he sido acusado de nada”, a la vez que atribuyó a la oposición una campaña de descrédito en su contra porque es candidato a la reelección.

“Yo no voy a salir trasquila’o de este juicio”, aseguró Perelló Borrás al referirse al caso en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Puerto Rico del empresario Anaudi Hernández Pérez, convicto por corrupción.

El líder de la Cámara baja aseguró que “nunca, nunca, nunca” ha cometido un acto de corrupción, a la vez que destacó que su ascenso en la política es producto de su tesón porque “no  soy del establishment, me formé con grandes sacrificios, (pues) vengo de la clase media baja”.

Recordó que desde el primer día, cuando surgieron las imputaciones de las autoridades federales contra el empresario Hernández Pérez, otrora recaudador del gubernamental Partido Popular Democrático (PPD), se estableció que ni el gobernador Alejandro García Padilla “ni yo” estaban considerados sospechosos.

Perelló Borrás ha estado en la vorágine del caso de Hernández Pérez, con el cual mantenía una estrecha amistad, porque le concedió un jugoso contrato para cambiar el cuadro telefónico de la Cámara de Representantes que resultó un fiasco porque la empresa 3 Com Global no tenía experiencia en el ramo.

El presidente de la Cámara, quien ya compareció ante las autoridades federales en dos oportunidades, insistió en sendas entrevistas radiofónicas que está limpio de toda culpa, a pesar de que no ocultó el agobio que le produce esta situación por el efecto en su esposa y sus hijos adolescentes.

“No, no voy a renunciar, porque no he sido acusado de nada”, dijo a la emisora Radio Isla, al proclamar que es blanco de los ataques de sus adversarios políticos porque “soy candidato a la reelección, presidente de la Cámara y uno de los líderes del Partido Popular”.

Consideró que “cualquier ataque de los adversarios políticos es normal”, al tiempo que reiteró que “ni soy ni he sido objeto de ninguna investigación del gobierno federal; desde el día uno se me ha hecho claro que no soy objeto de ninguna investigación”.

Perelló Borrás, quien reconoció que “he sido testigo no una vez sino dos veces de las autoridades federales”, describió la situación que transita como “una pesadilla”.

“He dedicado gran parte de mi vida al servicio público, soy padre de tres hijos adolescentes, y uno a los hijos le deja la educación en la escuela y otro legado es el nombre, el apellido; yo soy en héroe de mis hijos y nos podemos mirar a los ojos”, expresó al rechazar que haya estado involucrado en actos de corrupción.

Recordó que “no vengo de familia adinerada, llegué a la presidencia de la Cámara con mucho esfuerzo”, anotó a WKAQ Radio, al admitir que su madre tuvo que recibir cupones de alimentos para levantar a su familia.

Perelló Borrás aseguró que “consume mucho tener que responder a esos ataques partidistas” de los que se considera víctima y rechazó que maniobrara para conceder el contrato al empresario Hernández Pérez.

El presidente de la Cámara describió como una pesadilla la ruta que transita con este caso, en el que su esposa, Rosa H. Vicente, también deberá comparecer como testigo.

“Han sido meses muy difíciles para todos nosotros, para mi esposa, para mis hijos, pero todo pasa”, dijo al reconocer que esto afecta emocionalmente “cuando están envueltos tu esposa y tus hijos”.

Vicente trabaja en el Departamento de Recursos Humanos de la Administración de Derecho Laboral, a cuya administradora Sally López Martínez acusaron las autoridades federales por soborno para favorecer a Hernández Pérez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo