ONU considera que Dominicana “involucionó” al quitar el aborto

Por Inter News Service

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) considera que la República Dominicana “involucionó” con la aprobación reciente del proyecto de ley que modificaría el Código Penal vigente al eliminársele la despenalización del aborto para tres causales: incesto, violación y malformación congénita del feto.

 

El representante de ese organismo en el país, Lorenzo Jiménez de Luis, sugirió al Senado acoger las observaciones que había presentado sobre esa ley por el Poder Ejecutivo en 2014 y que fue anulada.

 

Dijo que con esas observaciones el presidente dominicano Danilo Medina se comportó “a la altura de un jefe de Estado, respetando los derechos humanos de la mitad de la población que también es su población”.

 

“No entendemos desde la ONU cómo es posible que se haya dado un salto involucionista con el Código que se presentó”, expresó.

 

Jiménez de Luis manifestó su desacuerdo con la pieza legislativa y advirtió que “vamos a hacer todo lo posible para que eso sea reconsiderado”.

 

En tanto que el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Servio Tulio Castaños Guzmán, manifestó que no es necesario modificar la Constitución para aprobar una ley especial para permitir el aborto para los casos citados. 

 

El jurista cree que de aprobarse una ley especial para esos fines debe ser antes del Código Penal para que no quede en el olvido.

 

Aparte, el director del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), ginecólogo Víctor Terrero, y el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), pediatra Nelson Rodríguez, expresaron a título personal que están de acuerdo con la solicitud de la ONU de despenalizar el aborto.

 

En ese orden, algunos representantes de la sociedad simpatizaron con la propuesta de hacer un referendo sobre el tema como sugirió el juez Alejandro Vargas.

 

Sobre el particular, el diputado Gustavo Sánchez dijo respetar ese planteamiento “en razón de que la sociedad pudiera estar dividida entre los que estamos de acuerdo con el aborto en determinadas condiciones y los que entienden el aborto debe ser penalizado”.

 

Otro diputado, Elpidio Báez, dijo que “mi posición es la del juez Alejandro Vargas de someter un referéndum aprobatorio para que la población sea la que opine. ¿Quiénes han estado opinando en relación con el tema del aborto? Voceros, líderes, pero aquí nadie ha consultado a la población”.

 

Mientras la dirigente feminista Sergia Galván, de Colectiva Mujer y Salud, también se pronunció en torno al caso expresando que “a nivel de derechos humanos, ha sido catalogado como un acto cruel y de tortura obligar a una mujer víctima de violación o de incesto a llevar a término ese embarazo. Es un acto de violencia estatal obligar a una mujer a tener un embarazo incompatible con la vida”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo