Listos Menéndez y Pierluisi para dar sus recomendaciones en "task force"

Por David Cordero @David_cmercado

No será hasta después del Día del Trabajo, el 5 de septiembre, que los senadores y representantes estarán de vuelta en labores en el Congreso de los Estados Unidos y darán comienzo las reuniones del recién nombrado  ‘task force’ de desarrollo económico para Puerto Rico que exige la ley federal PROMESA.

Sin embargo, el senador Robert “Bob” Menéndez, uno de los ocho miembros del grupo, ya tiene “muchas ideas” en mente respecto a lo que se debe hacer en Puerto Rico para salir de la crisis económica y fiscal. Así lo dijo hoy a Metro, antes de participar del Caucus Hispano que se celebra en Filadelfia como parte de la Convención Nacional del Partido Demócrata. 

“A Puerto Rico le hace falta crecimiento económico y para crecer económicamente hay que tener vías de beneficios de impuestos para que podamos atraer negocios a Puerto Rico, podamos atraer oportunidades económicas”, reiteró el congresista de ascendencia cubana. 

Menéndez dijo, además, que acciones como reestructurar la deuda y cortar servicios no serían suficientes para lograr que la isla se encamine hacia un estado fiscal saludable, sino que hay que plantear toda una serie de propuestas que impulsen el desarrollo. 

“Esa perla del Caribe le hace falta crecimiento y yo voy a ser alguien que va a abogar dentro de la comisión y como miembro del Comité de Finanzas del Senado, para dar una serie de oportunidades económicas en vías del código de impuestos (Código de Rentas Internas)”, afirmó el senador por el estado de Nueva Jersey. 

El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, dijo por otra parte que es importante que, habiendo cuatro miembros demócratas y cuatro republicanos dentro del grupo, se logre un consenso en términos de lo que serán las recomendaciones que hará el grupo al Congreso de Estados Unidos. 

“Voy a ser bien cuidadoso en mis expresiones públicas para darle el espacio a los colegas demócratas y los colegas republicanos. De nada sirve un informe que básicamente esté partido por la mitad. Somos cuatro y cuatro, así que lo que yo estoy buscando es un consenso similar al que se logró con la legislación PROMESA, la diferencia es que aquí esto es para desarrollo económico y para resolver la crisis que tenemos en el sistema de salud de la isla”, expresó Pierluisi a Metro, añadiendo que será hasta después del Día del Trabajo que se reunirán como grupo. 

El representante de Puerto Rico en el Congreso añadió que buscará servir de puente entre los bandos “por el bien de Puerto Rico” y lograr un consenso como ocurrió con PROMESA, con el fin de que las recomendaciones que se hagan seas discutidas y se conviertan en proyectos en las próximas sesiones del Congreso, a partir de las elecciones de noviembre. 

“Mi compromiso es hacer todo lo posible porque salga un informe que tenga buenas recomendaciones de parte de este grupo bipartidista que se implementen en el próximo congreso”, dijo Pierluisi, annadiendo que aún se encuentran en el proceso de recopilar información. “En su momento vamos a fijar posición, lo que pasa es que yo no quiero antes de tiempo estar hasta cierto punto tratando de comprometer al grupo de trabajo cuando todavía no nos hemos sentado en la mesa”, apuntó. 

Los miembros de este grupo que estará activo por los próximos casi seis meses son: Orin Hatch (Utah), el senador Marco Rubio (Florida), el congresista Sean Duffy (Wisconsin), el congresista Tom MacArthur (Nueva Jersey), el senador Robert Menéndez (Nueva Jersey), el senador Bill Nelson (Florida), la congresista Nydia Velázquez (Nueva York) y el comisionado residente en Washington Pedro Pierluisi (Puerto Rico).

Por otro lado, el exaspirante a la gobernación no dijo qué nombres recomendaría para la junta de control fiscal que llegará a Puerto Rico a partir de enero, aunque recomendó que los miembros de esa junta deben tener amplia experiencia en el campo e las finanzas, “porque lo más importante o urgente es que se reestructure la deuda de una manera efectiva y justa en los próximos seis meses. Tan pronto se haga eso se estabilizan las finanzas del Gobierno y entonces es más fácil presentar un plan fiscal y aprobar presupuestos”. 

También dijo que entre los miembros de la junta no deben haber personas que hayan participado en las decisiones en cuanto a las emisiones de bonos en Puerto Rico. “No queremos miembros de la junta que estén defensivos, tratando de defender sus propias decisiones. Queremos una junta objetiva que mire cada una de las emisiones y entonces determine cuál sería un arreglo justo con los acreedores”, sostuvo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo