Lúgaro condena al gobierno por estigmatización a exconfinados

Lúgaro Subrayó que muchos deambulantes son exconfinados que nunca tuvieron una segunda oportunidad de tener empleo

Por Inter News Service

El vendedor de quenepas Pablo Rangel Pagán, de 40 años, cuestionó a la candidata independiente a la gobernación Alexandra Lúgaro, qué medidas tomaría para frenar la injusticia contra personas como los exconfinados, que luchan por conseguir un trabajo digno, mas son discriminados.

Rangel Pagán, apoyado en su carro de supermercado lleno de quenepas en la Plaza de Recreo en Ponce, planteó a la aspirante a gobernadora la situación que atraviesan los exconfinados a pesar de haber cumplido su deuda con la sociedad, que los excluye permanentemente de una posible rehabilitación.

Lúgaro reconoció que el sistema penal puertorriqueño está destinado a castigar de por vida a las personas que incurren en alguna transgresión social, al punto de que después de cumplir cualquier condena, por larga que sea, se cuestiona que puedan superar esa etapa, como pasa con la teleperiodista Laura Hernández, que estableció una exitosa empresa y publicó un libro.

Afirmó que muchas personas por infringir la ley de drogas, por llevar una pequeña dosis de marihuana en su poder, les dañan la vida permanentemente y las privan de poder cumplir con sus responsabilidades familiares enviándolas varios años a prisión.

La mayoría de la gente que está presa en la cárcel de Aguadilla es por robar cobre, “por lo que se mete a una persona presa, quitándole un proveedor a la familia, dañándole la vida permanentemente por intentar llevar comida a su casa, porque tenía necesidad económica”.

“Esto hay que trabajarlo con otras iniciativas, la adicción a las drogas, por eso he hablado de la legalización del cannabis y otros derivados”, expresó Lúgaro rodeada de un grupo de personas que la escuchaban con curiosidad y hacían preguntas, según observó la agencia Inter News Service (INS), dijo que al final lo que ocurre es que le están dañando la vida.

Lúgaro, vestida con los colores rojo y negro distintivos de Ponce, acusó a los candidatos de los partidos principales de pretender ocultar la miseria y tragedia que representan los deambulantes.

“Cuando uno escucha a otros candidatos de otros partidos hablar como sus primeras iniciativas, es cómo hacen para esconder a los deambulantes: los vamos a mover afuera para que no afecten al turismo, que la gente no los vea allí”, dijo al exhortar a trabajar con la raíz del problema, con lo que los llevo a esa situación.

Subrayó que muchos deambulantes son exconfinados que nunca tuvieron una segunda oportunidad de tener empleo, por lo que entiende que se debe crear incentivos para aquellos patronos que quieran darles empleo.

Propuso también adiestrar a los confinados en la cárcel para que puedan trabajar en la industria agrícola, donde “necesitamos manos para nuestras siembras”.

“Estuve en la cárcel 1,072 de Bayamón y 1,072 no es un número para un nombre, sino que se supone que en ese lugar haya 1,072 confinados. Pero hay 1,300 y de esos 80 están recibiendo clases de pastelería y hay otro grupo que le van a dar electricidad. Me pongo a verificar el reglamento de perito electricista y exige que una persona no puede tener antecedentes penales; ¿para qué se le está dando electricidad?”, planteó la aspirante independiente a gobernadora.

Lúgaro consideró que el modelo carcelario del país tiene que cambiar “porque tenemos que reintegrar a toda esa juventud a la sociedad y darle la oportunidad de que hagan una transición para un nuevo empleo”.

“El problema de la crisis económica hay que trabajarlo en el país que las personas tengan mecanismos para que no pierdan sus hogares y crezca el número de deambulantes”, insistió en sus críticas a la exclusión social que prevalece en el país. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo