DE asegura continuará servicios pese a deudas

Inicio del curso. El jefe de Educación, Rafael Román, habla sobre los retos del nuevo ciclo.

Por Karixia Ortiz Serrano

De cara al inicio del nuevo año escolar en un contexto de crisis fiscal en el país, el secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román, aseguró en entrevista con Metro que se mantendrán los servicios a pesar de la deuda que mantiene la agencia de más de $220 millones con sus suplidores.

Los principales suplidores a los que se les adeuda son la Autoridad de Energía Eléctrica, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, seguido por los que ofrecen servicios de educación especial, transportación y seguridad a las escuelas.

Román indicó que, para el comienzo de las clases en agosto, las deudas no se liquidarán en su totalidad, pero los pagos seguirán realizándose para no afectar los servicios esenciales al estudiantado.

“Estamos tomando todas las medidas para no afectar el inicio de clases por las deudas que tengamos en la agencia”, explicó el titular.

Por su parte, la portavoz del Comité Timón de Padres y Madres de Niños de Educación Especial, Carmen Warren, puntualizó que hay “incertidumbre de recibir servicios a partir de agosto por la falta de pago [a los suplidores]”. Warren estimó deudas de casi medio millón de dólares en el renglón de los servicios para estudiantes de educación especial. Además, alertó que hay muchos profesionales y educadores que están optando por emigrar ante la precaria situación económica.

“Ahora mismo hay muchos estudiantes que están en incertidumbre de poder recibir los servicios para agosto, porque muchos de esos proveedores, por la falta de pago, no estarían dando los servicios. Es una situación muy complicada. […] También tenemos un éxodo de proveedores y profesionales jóvenes que, ante el impago del Departamento de Educación y Hacienda, han tenido que cerrar sus espacios de trabajo”, indicó Warren.

A pesar de este cuadro, Román precisó que continúa reclutando maestros. Las escuelas del país contarán con 3,500 educadores adicionales a los 1,500 que fueron autorizados en mayo por la Oficina de Gerencia y Presupuesto.

Esta cifra se une a los 34,535 maestros que se evidencian en el informe de presupuesto del DE.
No obstante, la matrícula refleja una marcada reducción. Según datos suministrados por el DE, para agosto se esperan 379,818 estudiantes en los planteles. Pero este número refleja una reducción significativa, pues, desde 2011 al 2015, la matrícula superaba los 400,000 estudiantes. El DE proyecta que el número en la matrícula seguirá disminuyendo, manteniéndose en los 300,000 estudiantes.

“El principal factor es demográfico dividido en dos factores: menos nacimientos, menos niños llegan, y el factor de la emigración”, explicó Román ante preguntas de Metro. Ante esto y el reciente cierre de 19 escuelas por poca matrícula, Román precisó que “no estoy inclinado a continuar haciendo consolidaciones”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo