Federales presentan cargos contra padre de menor baleado en hotel

Por CyberNews

El juez federal Marcos López autorizó el viernes, una acusación contra José Romero Bonilla por supuestamente violar las leyes federales de armas de fuego, es decir, la posesión ilegal de una ametralladora, según anunció la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez.

De acuerdo con la información contenida en la denuncia, el 4 de julio de 2016, aproximadamente a las 9:40 de la noche, un niño de 10 años y José Romero Bonilla fueron disparados por un desconocido en el área de la piscina del hotel Caribe Hilton en San Juan. El muchacho de 10 años murió a causa de las heridas recibidas y Romero Bonilla y otro adulto, fueron trasladados al Centro Médico, en estado crítico.

Detalló que, como parte de la evidencia recuperada de la zona de la piscina, los agentes de Policía incautaron de una bolsa azul un arma Glock tipo ametralladora, modelo 22, calibre .40, con un dispositivo de conversión de ametralladoras, cargado con dieciséis balas de calibre .40. Además del arma de fuego, ropa de niños, ropa de adultos, aproximadamente 540 dólares en efectivo, una licencia de conducir de Puerto Rico a nombre de José Javier Romero Bonilla, tres tarjetas de llave de habitación del Caribe Hilton, dos teléfonos celulares, y otros efectos personales.

La fiscal federal apuntó que la bolsa se encontró en la zona desde donde Romero Bonilla, supuestamente huyó al momento de los disparos.

El caso es procesado por el fiscal federal Víctor Acevedo. La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) está a cargo de la investigación con la colaboración de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI) y la Policía de Puerto Rico.

Si el acusado es hallado culpable, se enfrenta a una pena máxima de hasta diez años de prisión.

Loading...
Revisa el siguiente artículo