Se multiplican los robos, asaltos, ataques y asesinatos en Puerto Rico

Por EFE @EFEnoticias

Una gran cantidad de robos de lo más variopintos, asaltos, ataques y asesinatos han sacudido Puerto Rico en las últimas horas, lo que ha hecho saltar las alarmas en una isla donde se cree que la crisis está detrás del aumento del 20 % en el número de homicidios en lo que va de año.

Así, en las últimas 24 horas, cuatro mujeres robaron en una farmacia de Bayamón, a las afueras de San Juan, 129 productos de belleza por más de mil dólares, mientras que otro hombre fue atrapado cuando trataba de sustraer de un supermercado de la capital varios paquetes de camarones y de churrasco.

También en San Juan varios hombres robaron ropa y zapatos deportivos por valor de más de 600 dólares de una tienda Nike, una mujer denunció el robo de su máquina de lactancia y productos de bebé, y un grupo de desconocidos sustrajo decenas de andadores y sillas de ruedas de un establecimiento.

Igualmente, la Policía informó hoy de un tiroteo de madrugada contra un automóvil y una vivienda en la localidad de Aguadilla en la que se encontraban una mujer con sus dos hijos menores, en San Juan se reportó un “carjacking” (robo de automóvil con violencia) y en Bayamón un septuagenario fue asesinado durante un robo domiciliario.

Además, un hombre de Trujillo Alto fue acuchillado mientras iba por la calle sin motivo aparente, según su versión, mientras que en Río grande se detuvo a una persona por violencia de género, al agredir a su pareja también con un cuchillo.

De madrugada, un basurero murió mientras trabajaba a causa de los disparos de alguien que, según creen las autoridades, quería vengar la reciente muerte de una niña de 6 años y su padre de 26 en Villa Alegre de la que el recién asesinado era sospechoso. También resultaron heridos dos compañeros.

Estos son sólo algunos de los incidentes violentos que se ha reportado en las últimas horas y que han incrementado el nivel de alarma ya existente en la isla, donde en lo que va de año el número de asesinatos se ha incrementando en cerca de un 20 % respecto al mismo periodo del año anterior, tras varios años de descensos.

Incluso las autoridades federales han reconocido su preocupación y han elevado la cuantía puesta a disposición de las fuerzas del orden locales para ofrecer recompensas que ayuden de a esclarecer crímenes y detener sicarios y otro tipo de delincuentes.

“Nuestras oficinas centrales en Washington comparten su preocupación con nosotros en Puerto Rico en cuanto al alza en los homicidios y crímenes violentos”, ha dicho Carlos Osorio, portavoz en la isla del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

Incluso la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez ha reconocido que “estamos preocupados por la alta incidencia criminal”, que muchos atribuyen a los estragos de la crisis que atraviesa la isla, tras más de una década en recesión.

El crimen reciente que más preocupación ha desatado fue la muerte esta semana de un niño de diez años en la piscina del mayor hotel urbano de San Juan por un disparo en la cabeza recibido durante un tiroteo, en el que también resultó herido su padre y otro hombre, ambos con historiales criminales.
El otro hombre había reservado dos habitaciones en el hotel, una de ellas la ocupó junto a una mujer y la otra estaba vacía, por lo que las autoridades sospechan que fue utilizada para llevar a cabo alguna transacción delictiva.

Ramón Luis Rivera, alcalde de Bayamón (donde vivían padre e hijo), ha alertado de la posibilidad de que a raíz de ese suceso se desate una guerra entre bandos en el municipio, y la Policía de Puerto Rico ha ofrecido una recompensa a todo el que ayude a esclarecer lo ocurrido.

Aunque se desconoce si tienen relación alguna, en la pasada noche se encontraron dos cuerpos en sendos vehículos calcinados en distintos lugares de ese municipio. Ambos estaban en los baúles de los automóviles y un de ellos era de una mujer.

Loading...
Revisa el siguiente artículo