AGP se dirige al país luego de la firma de PROMESA

Por Karixia Ortiz Serrano

Te recomendamos este video:

El gobernador Alejandro García Padilla y su equipo fiscal se dirigirá al país luego de un impago histórico, luego de que el Gobierno de Estados Unidos convirtiera en ley el proyecto que impone la junta de control fiscal y horas más tarde de que presentara los informes financieros auditados.

Hoy 1ero de julio el Gobierno no pudo cumplir con el pago de la deuda que vencía hoy y cuyo monto total ascendía a los casi $2 mil millones, de los cuales casi $800 millones eran obligaciones generales, protegidos por la Constitución.

No obstante, el gobernador ayer declaró estado de emergencia a la Autoridad del Distrito del Centro de Convenciones de Puerto Rico, el Sistema de  Retiro de Empleados, la Compañía de Fomento Industrial y la Universidad de Puerto Rico (UPR), en virtud de la ley de moratoria.

Igualmente, el primer mandatario fue explícito cuando comunicó por escrito que, mediante órdenes ejecutivas, se suspendía  el  pago de las obligaciones generales garantizadas por el Estado Libre Asociado y las obligaciones de otras entidades públicas, conforme con la Ley de Moratoria, Emergencia y Rehabilitación Financiera de Puerto Rico.

Con esto se detuvo la transferencia del impuesto al consumo del cigarrillo a la Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA), acorde con el Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 2011 y se autoriza la suspensión de los pagos por concepto de arrendamiento de todas las entidades gubernamentales declaradas en estado de emergencia a la Autoridad de Edificios Públicos. Por otro lado, cualquier obligación de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) para incluir una consignación en el presupuesto presentado a la Asamblea Legislativa para el pago de los bonos emitidos por la Corporación para el Financiamiento Público de Puerto Rico queda suspendida.

Esto lo realizó García Padilla casi al mismo tiempo en que el presidente Barack Obama firmaba la PROMESA para Puerto Rico, para así imponer una junta de control fiscal federal y comenzar acuerdos para la reestructuración de la deuda.

De otro lado, en horas de la madrugada de hoy, otra información se desveló desde el Ejecutivo: la publicación de los estados financieros auditados de 2014.
Luego de un monumental retraso, el Gobierno publicó el documento de sobre 300 páginas que plantea que para el 2014 el déficit era de $50,000 millones y que desde entonces el cuadro fiscal del Gobierno era crítico. La firma que auditó fue KPMG, con quienes el gobierno tuvo diferencias que retrasaron la publicación del informe.

Loading...
Revisa el siguiente artículo