Gobernador viaja a Washington

Por Inter News Service

El gobernador Alejandro García Padilla arribó hoy a Washington para continuar los esfuerzos de su administración en la búsqueda de herramientas para superar la crisis fiscal que atraviesa Puerto Rico, con una deuda que alcanza casi los 70 mil millones de dólares.

La administración de García Padilla ha declarado que la postergación de una acción del gobierno federal que le permita al Estado Libre Asociado enfrentar su situación económica y fiscal podría traer consecuencias para los puertorriqueños.

“El escenario económico actual amenaza con convertirse en una crisis humanitaria a mayor escala, afectándose así los servicios esenciales que el gobierno le provee a la ciudadanía”, indicó una declaración escrita de La Fortaleza.

Las gestiones del primer mandatario van dirigidas a impulsar una pronta acción por parte de Estados Unidos para que provea legislación necesaria para reestructurar la deuda pública de la isla, “sin afectarse la autodeterminación del gobierno de Puerto Rico”.

El viaje se da en momentos en que un grupo de fondos de cobertura presentó una demanda en contra del Estado Libre Asociado y algunos de sus funcionarios, ante lo cual la secretaria de la Gobernacion, Grace Santana Balado, afirmó que “Puerto Rico no puede pagarles”.

La isla podría caer en el impago de dos mil millones de dólares de deuda el próximo 1 de julio.

La demanda pretende que no sea puesta en vigor la Ley de Moratoria aprobada en la isla para evitar el pago de la deuda del país, que alcanza casi a los 70 mil millones de dólares.

“Aún estamos revisando demanda presentada hoy. La decisión de estos fondos de cobertura de optar por litigar, en lugar de continuar negociaciones de buena fe, demuestra su continua negativa a reconocer la realidad de la crisis fiscal del Estado Libre Asociado”, declaró Santana Balado.        

La funcionaria asegur[ó que “Puerto Rico no puede pagarles. Este intento por parte de un grupo de fondos buitres de pretender interrumpir la capacidad del Estado Libre Asociado de poder mantener sus operaciones y proporcionar servicios esenciales para los 3.5 millones residentes en Puerto Rico deja claro que el Senado de los Estados Unidos debe actuar en cuanto a Promesa antes del 1 de julio”.

El proyecto de la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, siglas en inglés), que se analiza en el Congreso de EEUU y ya fue aprobado en la Cámara de Representantes, permitiría a la isla reestructurar la millonaria deuda, pero, a la vez, impondría al gobierno puertorriqueño una junta de control fiscal federal.

Loading...
Revisa el siguiente artículo