Prima de víctima en Orlando: “Jimmy brillaba por luz propia”

Por David Cordero @David_cmercado
Te recomendamos este video:

var VideoTV=”oTy5YteNB6/country/PuertoRico/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/80″;

Tras poco más de una semana de los hechos ocurridos en la discoteca gay Pulse en Orlando, el cuerpo de Franky Jimmy De Jesús Velázquez, uno de los 23 boricuas que perdieron la vida aquella trágica madrugada, fue expuesto hoy en la funeraria Borinquen Memorial en Caguas.

“Ha sido un proceso largo y agotador, desde el domingo que nos enteramos de esta tragedia lamentable. Primero la espera de saber si estaba vivo, en el hospital o muerto, ha sido bien fuerte, luego los arreglos fúnebres. Pero a pesar del trago amargo, estamos agradecidos por toda la ayuda que nos han brindado y por toda la gente que ha estado de una manera u otra”, expresó a Metro Sheila De Jesús, una de las hermanas de Jimmy.

Sheila, de 45 años, relató que al momento de los hechos su hermano se encontraba con dos amigos dentro de la discoteca donde Omar Mateen, el autor de los hechos, entró armado con un rifle que cobró la vida de 49 personas.

“Ellos pudieron salir, pero a Jimmy no le tocó la misma suerte. Dicen que cuando empezaron las detonaciones ellos pensaban que era la música, pero que entonces, acto seguido, comenzaron a sentir las detonaciones más fuertes y se tiraron todos al piso. Ellos le dicen, ‘vente Jimmy’, tratan de irse en cuclillas hasta el baño y le dicen, ‘vente Jimmy’. Pero él se quedó paralizado, porque las personas reaccionan de diferente manera”, explicó.

“Al salir del baño ellos no saben si está herido o no, como había tanta gente y estaba oscuro porque la luz se va, según cuentan, lo buscaron entre los heridos pero no lo encuentran”, añadió De Jesús.

En la capilla en la funeraria, un ataúd color gris azulado resguardaba cerrado el cuerpo de Jimmy. Sobre la caja, posaba una foto de Franky sonriendo, un ramo de girasoles y rosas amarillas y una bandera de la tierra que le vio nacer, Puerto Rico. Al lado del ataúd, también se mantenía firme una fotografía de Jimmy junto a su madre, Aida Luz Velázquez.

“Basta ya del odio entre las personas y de tanta discriminación. Está bueno ya de abusacr contra estas personas que tienen su preferencia sexual. No por eso ellos son malos seres humanos, son personas buenas, profesionales, que tienen sueños, que tienen familia. Esto (la homosexualidad) no es una enfermedad, es una forma de vida, una forma de vivir”, apuntó De Jesús, añadiendo que las autoridades estadounidenses deben reforzar las medidas de seguridad respecto al acceso de armas de fuego en la nación americana.

“Jimmy era una persona buena, un buen hermano, un buen tío, un buen hijo. era bien alegre”, expresó la hermana del boricua, que hacía cinco años que se había mudado a Orlando.

Jimmy formó parte de la agrupación Jíbaros de Puerto Rico desde muy joven, por espacio de alrededor de dos décadas, grupo música y baile con el cual viajó alrededor del mundo llevando la bandera boricua a todos los rincones.

“Jimmy brillaba por luz propia. A el le encantaba su país, el era Puerto Rico y le encantaba llevar nuestra bandera. Fue un baluarte de la compañía. Nosotros comenzamos juntos pero el siguió y viajó todo el mundo. Fue una persona de grandes detalles y un humor y forma de ser increíbles. Fue una persona que se mucho a querer y Jíbaros está más que dolido con esta situación”, dijo a Metro Ivonne Cains Velázquez, prima de Jimmy.

“A él le encantaba ayudar a las demás personas. No hay palabras para explicar el gran ser humano que era mi primo Jimmy”, añadió.

Hoy a las 7:00 de la noche, los miembros del grupo Jíbaros le rendirán homenaje a Jimmy en la funeraria. Mañana a las 2:00 de la tarde, se llevará a cabo el sepelio del boricua en el Cementerio Borinquen Memorial en Caguas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo