Exigen la Departamento de la Familia que deje de poner en riesgo vida de trabajadores

Por Inter News Service

San Juan, 17 junio (INS) – Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico Concilio 95, como representante exclusivo de los trabajadores de Familia, condenó una acción de violencia ocurrida contra una trabajadora social de la local de Bayamón III, que pudo haber perdido la vida tras ser acuchillada por una mujer cuando fue a remover a unos niños.

Al respecto, exigió a la secretaria de Familia, Idalia Colón Rondón, acción inmediata para resolver falta de seguridad en la agencia.

“SPU ha sido consistente en denunciar los serios problemas de seguridad que enfrentan a diario nuestros compañeros del Departamento de la Familia y éstos, administración tras administración, caen en oídos sordos”, destacó la presidenta de Servidores Públicos, Annette Gonzalez.

Agregó que “es lamentable que tenga que pasar situaciones como ésta, que agreden a una compañera en su deber ministerial para que se entienda el grave probema de seguridad que enfrentan a diario estos empleados; y la necesidad de tomar acción inmediata para atender este asunto. Damos gracias a Dios porque la compañera está estable y no perdió la vida”.

El gremio solicitó una reunión con la titular de la agencia para atender el reclamo.

“Hace menos de un mes dos trabajadoras de la misma oficina de Bayamón III fueron perseguidas en un residencial por otro participante con un cuchillo en la mano. En este caso nada grave ocurrió. No podemos permitir que esto siga escalando”, detalló la dirigente sindical.

Ana Candelario, Vicepresidenta de Upetec, local de SPU que representa a los trabajadores sociales, técnicos y personal profesional de Familia, quien también trabaja en la local de Bayamón III, expresó que “se aplauden las faltas de respeto que recibimos en los centros de trabajo pero no se apoya labor de los que tenemos que aguantar insultos, amenazas, reproches y agresiones de algunos participantes que por vocación servimos. Ya es intolerable”.

Candelario expresó que esta local tiene la situación de que tiene a su cargo el 73 por ciento de la población de Bayamón y que a esto se le suma la situación de que atienden participantes de residenciales con rencillas lo que causa problemas de seguridad en los mismos centro de trabajo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo