PROMESA es lo que hay para Fortaleza

Ejecutivo. El gobernador Alejandro García Padilla se resigna a la junta de control fiscal federal tal como la plantea el proyecto HR 5278.

Por Karixia Ortiz Serrano

A pesar de que el gobernador Alejandro García Padilla no está del todo satisfecho con los poderes que tendría la junta de control fiscal federal sobre los planes fiscales y los presupuestos del país, reconoce como poco probable lograr enmendar el proyecto congresional HR 5278, mejor conocido como PROMESA.

Tal afirmación surge tras varios viajes del primer ejecutivo a la Capital Federal para sostener reuniones con congresistas, a tratar de convencerlos para que se mantenga el respeto por la democracia y los funcionarios electos localmente.

“La realidad es que vemos que el proceso está adelantado y vemos pocas probabilidades para enmendar ese proyecto. Se está trabajando con la medida porque es la única que tenemos”, sostuvo el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Jesús Manuel Ortiz, ayer, en rueda de prensa.

La pieza que crearía la Ley para la Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés) está ahora bajo la consideración del Senado federal, en donde se espera sea aprobado antes del 1ero de julio, cuando vencen pagos de la deuda por casi $2 mil millones. En ese mismo cuerpo, senadores como el demócrata Robert “Bob” Menéndez han radicado legislación para Puerto Rico, pero el Ejecutivo consideró que por el curso de PROMESA, será imposible considerar
medidas adicionales.

“[El gobernador] ha dicho que ese proyecto (HR 5278) representa hoy la única herramienta que tiene Puerto Rico en este momento para enfrentar la situación económica que vive, para reestructurar la deuda y detener los pleitos en contra del Estado y para ayudar al País a enfrentar el pago que viene ahora el 1ro de julio”, indicó Ortiz.

Hasta el momento, García Padilla no tiene programado viajar a Washington.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo