En proceso de perdonar padre de víctima boricua

El cuerpo del joven Jonathan Camuy llegará a Puerto Rico el martes y será sepultado el miércoles.

Por David Cordero @David_cmercado
Te recomendamos este video:

var VideoTV=”oTy5YteNB6/country/PuertoRico/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/80″;

Los restos del joven Jonathan Antonio Camuy Vega, puertorriqueño fallecido la madrugada del pasado domingo en el ataque registrado en la discoteca Pulse, en Orlando, llegarán la madrugada del próximo martes a Puerto Rico, donde sus familiares y amigos le darán el último adiós.

Así lo confirmó a Metro el padre del joven, Carlos Camuy, quien se encuentra en Orlando culminando las diligencias y arreglos necesarios para traer a su hijo de vuelta a la Isla.

“El cuerpo de Jonathan va a ser trasladado de Orlando a San Juan el lunes en la noche y llega martes en la madrugada. El martes, después de la 1 de la tarde, será expuesto en la funeraria Melvin Amador en Camuy y el sepelio será a las 3 de la tarde el miércoles, en el cementerio Remanso de Paz, en Camuy”, explicó.

Carlos Camuy viajó el domingo en la noche a Orlando, luego de que una prima de Jonathan –con quien vivía–, le notificara que el joven camuyano se encontraba en la discoteca al momento del trágico suceso. Hasta ese momento no habían confirmado la muerte del joven. Pero una vez en Orlando, la realidad fue inevitable.  

“El lunes nosotros fuimos a unas oficinas que habían instalado en un hotel cerca de donde sucedieron los hechos y en un momento dado nos piden que pasemos a una habitación y nos identificamos. Efectivamente, un agente especial de la Policía de Orlando nos certifica que Jonathan estaba entre las personas fallecidas”, relató.

Jonathan fue estudiante destacado y egresado del Departamento de Comunicación Tele-Radial de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Arecibo. Tras una impecable jornada laboral en Telemundo Puerto Rico, el joven de 24 años se trasladó a Orlando hace aproximadamente un año y cinco meses, según explicó su padre, para trabajar como asistente de producción en un reconocido programa de la cadena Telemundo.

“Fue un excelente hijo y un excelente hermano, excelente tío, nieto, amigo, la calidad de ser humano que Dios nos dio la oportunidad de tener en este mundo”, manifestó Camuy, quien confesó que hasta el momento no ha visto el cuerpo de su hijo. Carlos se enfrenta ahora a otro proceso que camina a la par con la tragedia: la búsqueda del perdón. El padre de dos hijos reconoció que aún no ha logrado alcanzar eso.

“Dios nos va a dar la fortaleza en un momento dado para que esta incomodidad que podemos sentir…”, pausó y prosiguió. “A parte de ser creyente, soy un ser humano. Pero tengo que creer en ese perdón porque Dios dice que debemos perdonar para poder ser perdonados. Yo pido oraciones para todas estas familias, incluyendo a la familia de la persona que hizo este acto”, manifestó.

Carlos jamás pensó que su familia sería tocada tan de cerca por un acto terrorista y crimen de odio contra la comunidad Lésbica, Gay, Bisexual, Transexual y Transgénero (LGBTT), aunque habló sobre una realidad evidente para él e hizo un llamado a amar.

“Vivimos tiempos difíciles, no podemos negar que esto existe y que vivimos  en un mundo controversial, pero la falta de amor en muchos corazones, la falta de Dios en nuestros corazones, es lo que provoca estas situaciones. El primer mandamiento es amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. Si mantenemos ese primer mandamiento vivo, estas cosas no suceden”, expresó.

En Orlando, el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), continúa la pesquisa que busca establecer los detalles exactos de los hechos llevados a cabo por Omar Mateen y los antecedentes.

También investigan si alguien tenía conocimiento del ataque que Mateen planificaba y en esa pesquisa, su esposa  Noor Zahi Salman, de 30 años, figura como la persona de mayor interés, aunque al momento no hay una acusación oficial. Se supo que el autor de los hechos había visitado la discoteca.

Loading...
Revisa el siguiente artículo