Rama Judicial solicita asignación especial de $6 M.

Por Metro

La Directora Administrativa de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT), Isabel Llompart Zeno, solicitó al Senado una asignación especial de $6.1 millones para el plan de pago establecido por concepto de deuda del Impuesto Sobre Ventas y Uso (IVU).

La también Jueza Superior llamó la atención a que tanto para el Año Fiscal 2015-2016 como para el Año Fiscal 2016-2017 no se le asignó al presupuesto de la Rama Judicial la partida correspondiente al plan de pago establecido por concepto de deuda del Impuesto Sobre Ventas y Uso (IVU) en virtud de la Ley Núm. 96-2013. Esta cantidad es de $3,081,813 por año.

“Solicitamos a esta Asamblea Legislativa que se haga una asignación especial con respecto a las partidas correspondientes a los años fiscales 2015-2016 y 2016-2017, por la suma total de $6,163,626”, indicó Llompart Zeno.

Del mismo modo, la directora recalcó que como consecuencia de los recortes presupuestarios se detuvieron varios proyectos entre los que están la expansión de las Salas Especializadas en Casos de Violencia Doméstica, de los Salones Especializados en Casos de Sustancias Controladas, del Programa Pro Se para litigantes por derecho propio, de las Salas Integradas de Relaciones de Familia y Asuntos de Menores y del  Proyecto para la Atención de Asuntos de Salud Mental.

El presupuesto recomendado para el Año Fiscal 2016-2017, Llompart Zeno explicó que el presupuesto recomendado por la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) es igual a la asignación para el año fiscal 2015-2016. Esto incluye una asignación ajustada de $315 millones y una asignación especial de $7.9 millones bajo la custodia de la OGP para un total de $322.9 millones.

Entre las medidas de control de gastos adoptadas destacó la renegociación de cánones de arrendamiento de treinta dependencias judiciales, la revisión de honorarios, contratos y órdenes de servicio, la relocalización del Tribunal de Apelaciones y de la OAT, el traslado de operaciones de doce salas municipales y la adopción de un plan de cierres parciales y totales en determinadas fechas. El ahorro acumulado y proyectado por la adopción de estas medidas para los años fiscales 2014-2015 y 2015-2016 es de $44.6 millones.

“Estas medidas de reducción de gastos, junto a otras medidas para generar economías y sobre redistribución de recursos, permitieron terminar el año fiscal 2014-2015 con un presupuesto balanceado y proyectamos lo mismo para este año fiscal 2015-2016”, aseguró Llompart Zeno. También recordó que la Oficina del Contralor de Puerto Rico auditó las operaciones del Tribunal Supremo, del Tribunal de Apelaciones y de la Oficina de Administración de los Tribunales y en enero de 2016 emitió un informe favorable y sin señalamientos. En un comentario especial de ese Informe se consignó que en la Rama Judicial se tomaron las medidas afirmativas correspondientes para atender efectivamente la reducción presupuestaria.

Loading...
Revisa el siguiente artículo