A P.R. solo le queda la PROMESA del Congreso

Otro golpe. Ayer La Corte Suprema declaró inconstitucional la Quiebra Criolla, mientras que la semana pasada el alto foro decidió que P.R no tiene autoridad para la doble exposición.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

En una decisión cinco a dos el Tribunal Supremo de Estados Unidos falló en contra de la Ley 71 del 2014, mejor conocida como la  Quiebra Criolla, lo que deja en manos del Congreso el que Puerto Rico tenga las herramientas para reestructurar sus deuda.

El Gobierno de Puerto Rico creó el estatuto en 2014 para que ciertas corporaciones públicas pudieran reestructurar su deuda, ya que la isla quedó excluida en 1984 del Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal.

Pero la Corte Suprema federal de Estados Unidos emitió una decisión, por voz del juez Clarence Thomas, en la que la declaró inconstitucional.

“Los disidentes llegan a la conclusión de que ‘el gobierno y el pueblo de Puerto Rico no debería tener que esperar por ayuda congresional para evitar las consecuencias de la crisis’, pero nuestra estructura constitucional no permite a esta Corte ‘reescribir el estatuto que el Congreso ha promulgado’’, reza la determinación.

En contraste, la jueza de ascendencia boricua, Sonia Sotomayor, emitió una opinión disidente junto con la jueza Ruth Bader Ginsburg, mientras que el juez Samuel Alito no tomo parte. “La Ley autoriza a los servicios públicos de Puerto Rico a reestructurar sus deudas, mientras continúan brindando servicios esenciales como la electricidad y el agua”, se detalla en la opinión disidente.

Para el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, le toca al Congreso actuar tras la decisión del Supremo federal. “La importancia de la decisión de la Corte es clara: solo el Congreso puede proporcionar al gobierno de Puerto Rico la autoridad para reestructurar sus deudas, un paso que es esencial para que el territorio supere su crisis económica, fiscal y demográfica” , apuntó en declaraciones escritas.

Este expresó, además, que espera que el Senado federal apruebe la medida que brindaría herramientas de reestructuración e impondría una junta de control fiscal para la isla. “Espero que ese cuerpo hermano actúe de la misma manera bipartidista para aprobar esta legislación, imperfecta, pero indispensable”, añadió.

Por su parte, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, se mostró decepcionado tras la decisión. “Ahora lo que nos resta es que se apruebe en el gobierno federal, en el Congreso de Estados Unidos, la ley que establece la reestructuración del Gobierno de Puerto Rico. Es una ley que yo no favorezco por la magnitud de usurpación del gobierno democrático de Puerto Rico, pero por otro lado tengo que reconocer que ya es casi el único mecanismo que resta  para poder reestructurar la deuda”, dijo el legislador a Foro Noticioso.

El Secretario del Departamento de Justicia, César Miranda, junto a Margarita Mercado Echegaray, Procuradora General, se manifestó en desacuerdo con la decisión.

“No hay precedente en el sistema de justicia americano en el que se haya dejado desprovisto de un recurso de reestructuración a ningún estado. Es inexplicable el que se acepte como correcta la exclusión en el 1984 de la protección del Código Federal de Quiebras sin que medie en el récord legislativo la más mínima expresión de por qué se hizo. Por lo tanto, esta decisión nos sorprende. A base de la argumentación en la vista del tribunal Supremo federal entendimos que la decisión se inclinaría a nuestro favor”, explicó Miranda en declaraciones escritas.

Mientras que el gobernador Alejandro García Padilla dijo que discrepa de la opinión de la Corte, pero “esto no deja de ser un golpe para lo que estableció Estados Unidos y Puerto Rico a la comunidad internacional en 1953. Quien fue allí a decir que Puerto Rico tenía pleno Gobierno propio, al nivel  de un estado, fue Estados Unidos. Nosotros no le mentimos a la comunidad de naciones. Lo que está diciendo la posición actual en el Gobierno de Estados Unidos es que ellos se están retractando de lo que ellos le dijeron a la comunidad de naciones [ONU]”.

Sobre esto, el candidato a la gobernación y presidente del Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, aseguró que la discusión sobre el futuro de las relaciones entre Puerto Rico y Estados Unidos es necesaria por lo que “estoy convocando a la Junta de Gobierno de la colectividad a una reunión el próximo viernes 17 de junio a la 1:00 p.m.”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo