ACLU afirma masacre en Orlando no se debe atribuir a religiones

Por CyberNews

El director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles de Puerto Rico (ACLU por sus siglas en inglés), William Ramírez, afirmó el martes que la masacre en una discoteca gay en Orlando, Florida no se puede atribuir a ninguna religión y que se trata de una agenda de odio.

“De ninguna forma endosamos la idea que los asesinatos en el club Pulse es un acto atribuible a una religión y/o a un pueblo en particular. Reiteramos nuestro respeto por las ideologías y religión de todos. Instamos a que todos trabajemos con nuestras diferencias de criterios hacia un mismo fin; sabemos que no es tarea fácil, pero es necesaria. No debemos ver este horrible acontecimiento de otra forma que no sea como el acto de una persona con una agenda de odio”, dijo Ramírez en una declaración escrita.

De acuerdo con las autoridades de Florida, 24 de las 50 personas asesinadas en la masacre son boricuas.

Según se ha informado, los hechos ocurrieron la madrugada del domingo. El asesino fue identificado como Omar Saddiqui Mateen, quien vivía en Port St. Lucie, Florida. Éste murió en el lugar durante un enfrentamiento con la Policía. Estaba armado con un fusil de asalto AR-15, una pistola y lo que fue descrito como un “artefacto”. El “sheriff” del condado Orange, Jerry Demings dijo que el tiroteo es investigado como un incidente terrorista doméstico.

“Nuestra reacción inmediata fue pensar en un posible crimen de odio dirigido contra la comunidad LGBTTQI, donde además gran número de las víctimas serian de origen puertorriqueño. Esa diáspora de que tantos hablamos en la isla, los que se fueron de Puerto Rico buscando nuevos lares para un mejor futuro ante un tétrico panorama económico que no parece tener solución inmediata. Hoy lloramos nuestros hijos e hijas; los que se fueron y no volverán. Los que nunca olvidaremos; los que tendremos siempre presente”, señaló.

Mientras tanto, dijo que para Puerto Rico es una tragedia multi-dimensional. Al igual que en muchos lugares en el mundo, la comunidad LGBTTQI de Puerto Rico y sus aliados han luchado fuertemente para lograr equidad y el respeto que todos añoramos como un principio de derechos humano.  

“El mes de junio 2016 ha sido un mes particularmente decepcionante para Puerto Rico. Sin embargo; la masacre de Orlando va mucho más allá de lo que es aceptable para cualquier pueblo, por más fuerte que sea su determinación. En el club Pulse de Orlando se perdieron muchas vidas y muchas más han sido tronchadas por este crimen cometido contra toda la comunidad LGBTTQI.  Es un acto de odio y cobardía cometido por una persona particular”, concluyó Ramírez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo