Ricardo Alarcón afirma que EE.UU nunca convenció que el ELA daba soberanía

Por Inter News Service

Estados Unidos jamás convenció al mundo, pese a la débil victoria que en principio obtuvo en las Naciones Unidas, de que el Estado Libre Asociado (ELA) tuviera soberanía propia, aseguró hoy el diplomático cubano Ricardo Alarcón al arribar a Puerto Rico después de más de tres décadas sin recibir visado.

“Durante muchos años no pocas personas nos dedicamos a divulgar la verdad de eso, sobre todo un hombre que quisiera mencionar al llegar a Puerto Rico, porque entre otras cosas mañana se va a conmemora el aniversario de la Misión de Puerto Rico en Cuba, la Misión ‘Juan Mari Brás’, que lleva el nombre de Juan porque nadie como él hizo tanto por explicar la verdad de Puerto Rico”, manifestó el exembajador ante las Naciones Unidas.

Alarcón se encuentra en Puerto Rico para participar mañana en la celebración del medio siglo de la sede de Puerto Rico en La Habana, que dirige Edwin González, quien se hallaba entre los dirigentes del Movimiento Nacional Independentista Hostosiano (MINH), que lo recibieron en el aeropuerto internacional de Isla Verde, en Carolina.

Estados Unidos, como potencia administradora, como potencia colonial, apuntó a la agencia Inter News Service (INS), tendrá que comparecer a foros internacionales, como las Naciones Unidos, a explicar la realidad del engaño que mantuvo por más de 60 años al asegurar que el ELA otorgaba soberanía a Puerto Rico.

Consideró que aunque Estados Unidos hubiera engañado sobre la realidad de Puerto Rico, “los que estaban embaucados no tenían realmente fuerza para convencer porque la patraña era demasiado obvia”, dijo acompañado de los copresidentes del MINH Wilma Reverón y Julio Muriente, además de Néstor Nazario, Rafael Anglada, Carlos García y Raúl Álzaga, entre otros que le dieron la bienvenida.

Alarcón, quien también fuera presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento cubano), afirmó que debido a su poderío, “Estados Unidos era el que hacía y deshacía en el mundo entero y el mundo entero lo obedecía”.

“Ya eso no es así, Estados Unidos sigue siendo una gran potencia, sigue teniendo mucho poder, pero ya no es el dueño indiscutible del planeta ni mucho menos en América Latina”, argumentó el experimentado diplomático al advertir que “la situación ha cambiado bastante, que por cierto coincide con esta situación realmente divertida que se ha dado en Washington” respecto a reconocer el colonialismo en Puerto Rico.

Aprovechó para resaltar que “a pesar del poderío norteamericano, a pesar del embeleco que fabricaron en los años 50 del siglo pasado y a pesar de que lograron una mayoría tenue, pero una mayoría, en Naciones Unidas para no tener que informar más, a pesar de todo eso, nunca Estados Unidos consiguió que se callasen las voces de solidaridad con Puerto Rico internacionalmente”.

Refirió que cuando surge el Movimiento de Países no Alineados en los años 60 del siglo pasado, que es poco después de la creación del ELA, “desde el principio reconocieron el derecho de Puerto Rico a su independencia y le reclamaron a las Naciones Unidas que trataran a Puerto Rico como estaban tratando otros casos coloniales”.

Desde entonces, año tras año, en la Conferencia del Movimiento de Países no Alineados, después finalmente cuando se logró que en las Naciones Unidas su comité especial sobre descolonización introdujera el caso, año tras año, nunca faltó la mayoría de los votos de los países del tercer mundo respaldando ese derecho de Puerto Rico a la soberanía y autodeterminación, más allá de todo el embeleco yanqui, enumeró Alarcón a su llegada a la Isla.

“Siempre la verdad tuvo su fuerza, porque hubo un movimiento de solidaridad muy importante. Y vuelvo a Juan Mari Brás porque nadie como él bregó por lograr que ese movimiento y esa verdad se lanzaran al mundo”, reiteró.

Respecto a la presencia como invitado especial del gobernador Alejandro García Padilla en la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), Alarcón la consideró “un gesto interesante porque Puerto Rico es una nación caribeña”.

“Lo hemos dicho siempre, y el hecho de que el gobernador se hubiera atrevido a ir allá y compartir con los demás países soberanos del Caribe me parece significativo”, adujo Alarcón, quien mañana será el orador principal de la celebración de los 50 años de la Misión de Puerto Rico en Cuba, en el Centro de Convenciones de Guayama.

Recordó que, en ese sentido, el presidente cubano Raúl Castro señaló también “nuestra satisfacción, nuestra esperanza, de que Puerto Rico, algún día independiente y soberano, participe en la AEC”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo