O’Neill: PROMESA deja a P.R. como "una colonia sin perfume"

Por Inter News Service

Guaynabo, 10 jun (INS).- El alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, aseguró hoy que con la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos y la proyectada imposición de una junta fiscal, quedó establecido que Puerto Rico, que está integrado a Estados Unidos sin aceptarlo, “es una colonia sin perfume”.

“Yo creo que la época (del ex legislador estadista) Miguel Ángel García Méndez de que esta era una colonial sin perfume, se dio. Esa relación que se le vendió al pueblo puertorriqueño entre los Estados Unidos y Puerto Rico fue una cuestión ficticia”, expresó con relación al Estado Libre Asociado (ELA), establecido en 1952 mediante la Ley 600 del Congreso federal.

O’Neill aseguró que “los que estuvieron en la Constituyente sabían que únicamente esto servía para el desarrollo económico, político y educativo del pueblo, y que cuando eso se diera, esto se iba a acabar, (por lo que ahora cabe) tomar decisión del pueblo de estatidad o independencia”.

“Cuando se izó la bandera puertorriqueña al lado de la americana, (el entonces gobernador Luis) Muñoz Marín dijo esto es un convenio que hemos hecho con la nación americana para el desarrollo económico, político y educativo”, afirmó el alcalde de Guaynabo en declaraciones a Foro Noticioso a las que tuvo acceso la agencia Inter News Service.

Preguntado si las decisiones tomadas en la víspera en Washington respecto a que Puerto Rico carece de soberanía y con la imposición de la junta fiscal se aproxima la anexión plena a Estados Unidos, el ejecutivo municipal fue tajante al sostener que “no estamos cerca, estamos dentro de la estadidad, pero no queremos aceptarla”.

“Estamos dentro, Puerto Rico no tiene otra alternativa; no  creo que este país (piense) que la independencia es viable. Puerto Rico está tan adelantado en términos de lo que significa el desarrollo económico al lado de la nación americana (que) es bien difícil que pueda salirse de eso”, subrayó O’Neill, quien participa en la Conferencia Internacional del Municipalismo que se celebra en Guaynabo con la asistencia de representantes de diversos países.

Opinó que el establecimiento de la junta fiscal “se veía venir desde un principio”, razón por la cual le brindó inmediatamente su apoyo.

“Eso se veía venir desde un principio; por eso desde un principio yo establecí inmediatamente: yo creo en la junta fiscal. Porque yo sabía que esto iba a venir”, dijo.

Para el alcalde de Guaynabo, “al venir, la junta fiscal va a enderezar este país; no solo enderezarlo económicamente, sino mediante una nueva estructura de gobierno tanto estatal como municipal”.

Coincidió con el alcalde de Mayagüez, Guillermo José Rodríguez, en el sentido de que la junta “nos la merecemos”, ante la incapacidad de administrar adecuadamente el país, aunque reconoció que le preocupan los cambios que puedan producirse en lo legislativo respecto al manejo de los fondos de los municipios.

De paso, sugirió que se elimine el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y que la banca privada asuma la relación con los municipios.

“El BGF no debe existir, debe dejar de existir”, recalcó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo