Hasta el arzobispo de San Juan quiere la junta

Por Inter News Service

El arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, se declaró partidario del proyecto de junta de control fiscal que considera la Cámara federal de Representantes.

En una columna del arzobispo publicada ayer en el periódico de Washington sobre asuntos del Congreso, The Hill, González Nieves indicó que la medida (Puerto Rico Oversight, Management and Economic Stability Act -Promesa), a la que se oponen todos los partidos en Puerto Rico, “constituye la solución más inmediata disponible”.

También reveló que la Iglesia que dirige es acreedora.

“Estoy a favor de dicha propuesta puesto que le da oxígeno y espacio a Puerto Rico, de manera que podamos pagar primero las pensiones a los retirados y tener recursos para garantizar los servicios básicos del gobierno, antes que optar por el pago de la deuda”, agregó en su columna.

Dijo también que la legislación “se ajusta al principio moral fundamental de procurar el bien común” y frena “el abuso y la explotación” de los fondos buitres.

“La economía de Puerto Rico continúa empeorando. Nuestra gente está abandonando la Isla y la crisis humanitaria se agudiza. EI tiempo se agota y la angustia se acrecienta”, señaló el arzobispo.

Explicó que se ha estado reuniendo con grupos de acreedores y que “la Arquidiócesis de San Juan es también un acreedor”, así como otras comunidades de fe.

“No necesariamente todos los acreedores son gente mala, la situación es mala. Todos somos víctimas de esta situación. Estoy a favor de la legislación PROMESA ya que puede proporcionar las herramientas que hubiésemos logrado con la Ley de Quiebras Federal; es decir, nos proporciona la estructura adecuada para proteger los derechos y la dignidad de las personas y de los bonistas”, aseguró el hombre de fe, quien reconoce en su artículo el recorte de poderes al gobierno que hace la medida.

Antes que todo, para González Nieves fue la falta del Congreso para no sustituir la eliminada sección 936 lo que condujo al país a la actual situación en la Isla.

Sin embargo, agregó, “hay una causa más profunda e innegable. Fundamentalmente Puerto Rico es una colonia de los Estados Unidos”, apuntó.

La Junta, dijo, debe verse “como una lIamada de alerta. Ahora es un momento oportuno para que nuestra gente comience un proceso para resolver el estatus de nuestra Patria. Nosotros somos los únicos que podemos proteger nuestra identidad y dignidad. Antes de que nuestra Isla se enfrente a la próxima crisis, debemos auto-determinar quiénes queremos ser y qué tipo de relación debemos tener con los Estados Unidos”.

El apoyo se asienta también en que el Congreso y el congresista Luis Gutiérrez pueda “mejorarla”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo