García Padilla pide turno para defender el ELA en la ONU

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

El gobernador Alejandro García Padilla aseguró que la determinación de la Corte Suprema federal en la que se establece que Puerto Rico no tiene soberanía propia para procesar a una persona que ya fue procesada en el foro federal “no menoscaba los poderes de nuestra autonomía actual”.

García Padilla, quien concurre con la opinión disidente del Juez Stephen Breyer y la Jueza Sonia Sotomayor, detalló que “la determinación de la mayoría del Tribunal Supremo emitida hoy se limita a un análisis histórico –que aplica únicamente al ámbito de doble exposición en casos criminales– sobre el origen de los poderes para imponer leyes penales, pero no menoscaba los poderes de nuestra autonomía actual”.

Ante esto, el primer mandatario del país  exhortó “a los puertorriqueños a evaluar la opinión que emitió el Tribunal Supremo de Estados Unidos sobre el caso de Sánchez Valle en su justa perspectiva. Dicha opinión reconoce extensamente la realidad práctica de Puerto Rico a partir de la creación de la Constitución del ELA en 1952.  A ese fin, subraya que vivimos bajo un estado de derecho “distintivo y de hecho excepcional” que emana “de una constitución ratificada por el voto” directo del pueblo.

La opinión también destaca que “ese desarrollo constitucional fue de gran significado y convirtió a Puerto Rico en soberano”, en el significado usual de ese término.

Por otra parte, la opinión es contradictoria porque a la vez que reconoce el espacio de autogobierno del que Puerto Rico disfruta, similar al de los estados, ata la fuente de ese gobierno propio, en casos específicos, a la soberanía del Congreso, no a la soberanía del pueblo de Puerto Rico. Esta postura tiene que aclararse, ya que en pleno Siglo 21, ni para Estados Unidos, ni para la comunidad internacional, ni para Puerto Rico, es aceptable que la soberanía política de un pueblo dependa del parecer de la legislatura de otro, así sea que solo se trate del enjuiciamiento criminal de sus ciudadanos.

“Hoy más que nunca estoy convencido que el resultado de la opinión mayoritaria del Tribunal Supremo de Estados Unidos está equivocado y por ello estamos obligados a evaluar las consecuencias políticas.  Es nuestro deber defender ante la comunidad internacional, ante el pueblo de Estados Unidos y, sobre todo, ante el pueblo de Puerto Rico, nuestras facultades de autogobierno. Eso haremos”, expresó el gobernador.

Este dijo, además, que  hoy solicitó deponer ante el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas en la sesión pautada para el próximo 20 de junio, “como había anticipado en mi carta del 26 de diciembre de 2015, al Secretario General de dicha organización”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo