Corrección sabía de las fallas de grilletes

Atraso mortal. El sistema de monitoreo de los grilletes electrónicos alertó a las autoridades que un agresor violó el perímetro una hora después, cuando la víctima ya estaba muerta.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación, Einar Ramos López, sabía que el sistema de monitoreo electrónico por GPS (grilletes) estaba fallando hace varios días.

Pero no fue hasta que un hombre con grillete electrónico mató a su esposa ayer en San Sebastián  que se reveló que hay un atraso en el sistema que alerta a las autoridades que el agresor violó el perímetro. En este caso, el retraso fue de una hora.

“En los pasados días, se le notificó a la compañía. Ellos dijeron que lo estaban trabajando. No eran de 15 minutos todos los días, pero eso para el personal de nosotros fue motivo para hacer gestiones todos los días”, dijo el licenciado.

Ramos López aseguró que, si no se arregla en las próximas horas, prescindirían del contrato con la empresa  SecureAlert, que tiene a su cargo el sistema de monitoreo desde el 2011. De hecho, este indicó que, desde el comienzo del contrato, se han registrado atrasos, “pero la cosa ha ido incrementando”.

Es la empresa la que debe notificar a las autoridades de la violación del perímetro para que los agentes den rondas por las zonas de vivienda.

El funcionario comparó la tecnología con una de telefonía móvil, en la que la fortaleza de la señal varía por zona. “La explicación que le veo, porque la compañía no nos ha dado la explicación, es como cuando usted sale con su celular fuera del área de cobertura y se queda sin ningún tipo de señal. Cuando regresa al área de cobertura, entran todos los mensajes. Eso fue lo que sucedió”, opinó.

Por su parte, la procuradora de la mujer, Wanda Vázquez, quien detalló que ese sistema vigila a unos 234 agresores y agresoras, sentenció que, si la falla no se arregla de inmediato, su oficina no subvencionará el contrato. “Estoy muy insatisfecha porque, desde un principio, entendemos que es una medida de seguridad, no es un servicio. La vida de las víctimas depende de la supervisión electrónica por GPS. Es inaceptable un solo minuto de delay”, sentenció.

En lo que va de año, 10 personas han muerto en casos de violencia doméstica, de los cuales ocho son mujeres. En el 2015, otras 10 mujeres murieron a manos de sus parejas.

La funcionaria apuntó que esta situación es el reflejo de los recortes presupuestarios que ha sufrido su oficina en los pasados años. “En este presupuesto tuvimos una reducción de $100 mil para los GPS. […] Yo le hago un llamado a la Cámara de Representantes, que trabaja con el presupuesto. Este es el significado o el resultado de cuando no establecemos  las prioridades para la vida. Hagan una revaluación del presupuesto para la Oficina de la Procuradora, para que se nos asignen los fondos”, expresó. Antes se designaba para este sistema $1.5 millones, pero ahora cuentan con menos de
$800 mil.

Asimismo, llamó a la Legislatura a aprobar un proyecto con el que se busca impulsar que cada víctima tenga un dispositivo que le notifique de inmediato si el agresor está cerca.

De acuerdo con la investigación de la Policía, fue a la 1:13 de la madrugada del miércoles que Javier Valle Cardona, de 46 años de edad,  llegó hasta una residencia del barrio Hoyamala de San Sebastián y asesinó a su esposa identificada como Crucita González, de 35 años de edad, con un arma blanca y luego se suicidó. El sistema de monitoreo emitió la alerta después de las 2:00 a. m. El pasado 22 de mayo del corriente año, la víctima lo había denunciado por violencia de género.

Esta no es la primera vez que se reportan problemas con el sistema, pues en 2013 Metro publicó que  la señal satelital fallaba y que los tornillos de los grilletes se desgastan y pueden ser removidos con facilidad.

Loading...
Revisa el siguiente artículo