Cámara federal inicia debate sobre PROMESA

Puntos a favor y en contra protagonizan la búsqueda de votos bipartitas

Por Karixia Ortiz Serrano

En el debate inicial sobre el HR 5278, el proyecto que crearía la Ley para la Supervisión, Gerencia y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés) comenzaron las posturas a favor y en contra de la conveniencia de esta medida para la Isla.

En el turno inicial del comisionado residente, Pedro Pierluisi, reconoció que esta pieza de ley federal puede ser la herramienta para reestructurar la deuda pública que asciende a $70 mil millones.

“Los tres sistemas de retiro de Puerto Rico sufren de una crasa falta de financiamiento, poniendo en riesgo el retiro de sobre 330,000 puertorriqueños.  El Gobierno de Puerto Rico ha perdido el acceso a los mercados financieros, por lo que no puede tomar prestado para cumplir con sus obligaciones actuales”, estableció en el pleno de la Cámara federal.
 
Pierluisi planteó que la reestructuración no es posible sin la intervención de una junta de control fiscal federal compuesta por siete miembros con posibilidad de intervenir en planes fiscales y presupuestos locales.

“Hay algunos políticos en Puerto Rico que buscan un mecanismo de reestructuración de deuda amplio por parte del Congreso pero se oponen a una Junta de Supervisión.  Ésta no es una posición realista, y resultaría en que Puerto Rico no reciba ayuda”, agregó, mientras sentenció que sin la medida “casi nadie gana y casi todo el mundo pierde”.

“Luego de intensas negociaciones, el proyecto de ley establece una Junta razonable con poderes mucho menos fuertes que los poderes que el Congreso le proveyó a la Junta establecida para el Distrito de Columbia en 1995.  Si el Gobierno de Puerto Rico hace las cosas bien, la Junta tendrá un rol muy limitado y cesará sus operaciones en pocos años”, puntualizó.
 
El comisionado residente reconoció que, pese a que apoya y pide un voto a favor de la medida, la misma no es perfecta.

Pero, en un tono totalmente opuesto, el congresista de ascendencia puertorriqueña Luis Gutiérrez enfáticamente estableció que está en contra del proyecto de ley federal que nació en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara federal.

Gutiérrez dijo que no fue posible que permitiera debatir ninguna de sus diez enmiendas en la sesión de hoy. Con estas pretendía defender la democracia local, haciendo que los puertorriqueños pudieran decidir si se ponía en función la junta, la votación de sus miembros y que el financiamiento de la misma fuera por parte de Estados Unidos. Igualmente, propuso equiparar los fondos de Medicare y Medicaid.

“No los traten como objetos. No puedo votar por esto”, manifestó.

“Si el Congreso tiene poderes plenarios sobre Puerto Rico, asuman su responsabilidad”, insistió.  

Más tarde el Congreso tendrá otra ronda para debatir enmiendas y luego pasar a una votación del proyecto.   

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo