Entre sollozos, Pierluisi seguirá siendo comisionado residente

Por Karixia Ortiz Serrano

“Voy a continuar siendo su comisionado residente”, expresó el hasta ayer aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, tras dar cara ante la derrota primarista con el ahora candidato a la gobernación por el mismo partido, Ricardo Rosselló.

Con una voz entre cortada, Pierluisi aseguró que dejaría la presidencia de su partido y se centraría en su gestión congresional, que incluye pulsear por la aprobación tanto en Cámara y Senado federal del proyecto HR 5278, que impone una junta de control fiscal federal para el país.

“Voy a continuar siendo su comisionado residente, hasta final de este año. Voy a defender a Puerto Rico con capa y espada. Voy a exigir que el congreso intervenga y nos ayude a superar esta crisis fiscal que enfrentamos”, manifestó al filo de las nueve de la noche de ayer.

Pierluisi reconoció que dejaría las riendas de la Palma, mas descartó que su caída electoral desarticulará al partido azul.

“Voy a ayudar al doctor Ricardo Rosselló para unir a este partido, para que el Partido Nuevo Progresista prevalezca en las próximas elecciones. Esa es la solución. Aquí, quedarnos en mano del liderato del Partido Popular Democrático no es, ni tan siquiera, una alternativa”, sostuvo rodeado de sus cuatro hijos, su esposa María Elena Carrión, su compañero de papeleta por la comisaría residente en Washington, Carlos Pesquera,  los senadores Larry Seilhammer y Migdalia Padilla, entre otros seguidores. Pesquera, quien también sufrió una derrota ante Jenniffer González, mantuvo silencio durante toda la rueda de prensa.

Aunque Pierluisi expresó que conocer los resultados de anoche “personalmente y como ser humano, me duele”, dijo ya entabló comunicación con Rosselló “porque entiendo que a todas luces es el que va a prevalecer. Pido a los que votaron por mi a que se unan porque en la unión es que vamos a lograr lo que queremos, que Puerto Rico regrese a la ruta del progreso y la igualdad de derechos”.

Entre un mar de allegados y equipo de trabajo que se evidenciaron entre lágrimas, Pierluisi agradeció su apoyo y reiteró que “llevamos un buen mensaje”. En las afueras, una desolada sede, continuaba cantando la consigna de “Yo digo que sí”. En los últimos momentos de la campaña, esta consigna cambió a “Yo dije que sí”.

También, Pierluisi descartó que su apoyo a la junta de control fiscal federal haya sido la razón de una desventaja primarista de aproximadamente 10 mil votos.

“Hago lo correcto, hago lo que entiendo es correcto y bueno para Puerto Rico. Eso me distingue a mí y puede que no sea de agrado de muchos de mi partido. Pero en los meses que me queden a mí en la comisaría residente, que sepan que le voy a responder al pueblo”, aseguró, aludiendo que mantendrá su apoyo al ente que tendría injerencia en los asuntos fiscales de la Isla.

Loading...
Revisa el siguiente artículo