Clinton reacciona tarde sobre P.R., según Sanders

Este domingo serán las primarias demócratas en la isla.

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

El Senador y aspirante presidencial por el Partido Demócrata, Bernie Sanders, dijo hoy que las posturas constantemente cambiantes de Hillary Clinton sobre los problemas críticos que enfrenta Puerto Rico son “demasiado poco, demasiado tarde.”

“Así como ha ocurrido en muchas otras ocasiones anteriores, la secretaria Clinton ha cambiado de opinión y está acercándose cada vez más a las posturas que yo he tomado,” dijo Sanders, “pero lo que diga a sólo unos días antes de las elecciones primarias en Puerto Rico es demasiado poco, demasiado tarde”.

Y es que Clinton había apoyado un controversial proyecto de ley en la Cámara de Representantes federal que busca establecer una junta de control fiscal repleta de integrantes designados por los republicanos del Congreso, la cual impondría duras medidas de austeridad para hacer frente a la deuda de 70 mil millones de dólares de Puerto Rico. Después de que Sanders se pronunció en contra del proyecto de ley, Clinton ahora ha expresado que tiene reservas poco claras acerca de la medida.

Además, Sanders fue el primer candidato presidencial que exigiera la excarcelación de Oscar López Rivera, un preso político de 73 años de edad quien se encuentra enfermo. Ahora, una semana antes de la primaria presidencial de Puerto Rico, ella dice que “evaluaría el caso”. Sanders expresó que “me da gusto al ver que ella quiere revisar el caso de Oscar López Rivera, pero el tiempo para la revisión ha terminado. Oscar López Rivera debe ser liberado”.

Las acciones que deben tomarse en relación a la deuda de Puerto Rico es quizás la situación más apremiante. Mientras que la postura de Clinton continúa cambiando, Sanders ha sido claro y enfático al referirse al plan nefasto propuesto por los republicanos en la Cámara de Representantes para imponer una junta de control compuesta por personas no-electas a un cargo público que podrían recortar las pensiones, clausurar hospitales, despedir a maestros, elevar impuestos y privatizar los bienes del gobierno sin contar con la opinión de los 3.5 millones de estadounidenses que viven en la Isla.

Clinton ahora dice que los puertorriqueños deben tener “una voz en cualquier junta de control.” La posición de Sanders es más clara y más fuerte. “Me da gusto ver que ella está volviendo a revisar el tema de la junta de control, pero esto es demasiado poco y demasiado tarde,” dijo Sanders.

Sanders indicó que pronto presentará un proyecto legislativo que le daría al pueblo boricua la oportunidad de reestructurar su deuda de manera que proteja pensiones e inversionistas ordinarios. Su propuesta dejará en claro que la Reserva Federal tenga la autoridad de facilitar una reestructuración ordenada de la deuda de Puerto Rico. También proveería asistencia de emergencia a Puerto Rico para poder crear trabajos, reducir la pobreza y poner fin a la dependencia de la isla hacia los combustibles fósiles.

Este fin de semana se celebra en Puerto Rico la primaria demócrata.

Loading...
Revisa el siguiente artículo