Columna de Ramón Díaz Hernández: Gobierno falta el respeto

Por Ramón Díaz Hernández

Nos urge contar con un gobierno eficiente y enérgico que tenga la capacidad de gobernar y que dé respuestas concretas y reales. ¿Cómo ha funcionado el gobierno actual? Pues le diré que el gobierno del PPD les ha faltado el respeto al pueblo, a los bonistas y los de su propio partido que confiaron en ellos.

Este gobierno quitó los alivios contributivos aprobados por nosotros en el pasado cuatrienio, ha llenado de nuevos impuestos a la clase trabajadora del país, obligándolos a que decidan mudarse de la isla y obtener una mejor calidad de vida. Han aprobado más impuestos, cruditas, IVU e IVA en cuatro años que en una década con diferentes gobernantes.

Aquí no se ve obra alguna. Solo se escucha que no hay dinero, que vienen más impagos. Pero ¿por qué razón se escogen cada cuatro años? Pues, para que resuelvan y trabajen.

Quiero volver al Senado para continuar los proyectos que alguna vez fueron aprobados y esta administración ha derogado. Mi visión son los derechos, la apertura de procesos de los ciudadanos, las mejoras en estructuras institucionales y ampliar la calidad ciudadana de nuestros jóvenes, quienes son el presente de Puerto Rico.

Nuestros jóvenes se sienten frustrados, inseguros y sin rumbo profesional en nuestra isla. Ellos necesitan ser escuchados y que se tomen sus ideas en consideración al momento de las decisiones económicas. Nuestro Puerto Rico no necesita de más política tradicional. Todo evoluciona y ya es momento de que seamos servidores públicos diferentes, que velemos por los profesionales del país, por las madres trabajadoras y por los adultos que actualmente se mantienen trabajando para echar a Puerto Rico para adelante. 

Quiero, desde el Senado, desarrollar una nueva cultura política, una cultura en la que los ciudadanos se integren totalmente y juntos trabajar por sus derechos civiles, políticos y sociales. Ser una herramienta para que ellos puedan transformarse y demostrar que, si nos organizamos y fortalecemos, podremos reconstruir nuestra sociedad.

Sé que muchos ya no confían en la gestión de los legisladores y que opinan que los políticos no se interesan por los ciudadanos. Ante esto tengo una contestación: tengan la certeza y la confianza en que no soy un político tradicional. Soy uno más de ustedes que he recibido el golpe que vive Puerto Rico, y, por eso, quiero trabajar con mucho esfuerzo y carácter para ustedes.

Loading...
Revisa el siguiente artículo