Congresistas no favorecerán proyecto de junta de control fiscal federal

Por EFE @EFEnoticias

Como “evidente neocolonialismo” catalogaron el senador demócrata por Nueva Jersey Robert Menéndez y el congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez el proyecto que impone una junta de control fiscal para Puerto Rico y que recién se aprobó en el Comité de Recursos Naturales en la Cámara federal.

Pese a contar con el favor de gran parte de su bancada, Menéndez y Gutiérrez, de origen cubano y boricua, respectivamente, se opusieron hoy al contenido de la legislación aprobada el pasado miércoles, sobre la cual advirtieron que “tendrá profundas consecuencias para la gente de Puerto Rico durante varias generaciones”.

“Dije que era necesario que el proyecto de ley contemplara un camino claro para reestructurar la deuda” de la isla, dijo Menéndez, quien sin embargo denunció que el panel de control que propone el texto legislativo constituye un acto de “evidente neocolonialismo”.

Ambos demócratas insistieron en que dicha junta fiscal no será elegida por los ciudadanos y tomará decisiones sin tener que rendir cuentas a la población del país, lo que a su juicio supone una suerte de “oligarquía virtual” que manejará una deuda que asciende a $72.000 millones.

“Todo lo que va a hacer esta legislación es eliminar los derechos democráticos de los 3.5 millones de estadounidenses que consideran a Puerto Rico su hogar”, añadió el senador.

Menéndez recordó el servicio al país que prestó un gran número de soldados puertorriqueños en las diferentes guerras en las que se vio envuelto Estados Unidos en el siglo XX, para alertar de que la ley Promesa menosprecia las voces de los ciudadanos boricuas pese a haber puesto su vida en peligro por el país.

“Sabemos que tenemos una crisis, pero no tenemos que aprovecharnos de una crisis para aprobar una ley mala. Esperamos que los puertorriqueños no acepten esta legislación y entiendan que se puede hacer mejor”, insistió.

Por su parte, Gutiérrez aseguró que “luchará activamente” en la Cámara Baja para derrotar el proyecto de ley que, a su juicio, afectará a los puertorriqueños de manera irreparable.

“Los demócratas trabajaron mucho las últimas semanas para lograr que la junta fiscal y la ley en general estuvieran mejor encaminadas, (…) pero aunque se lograron algunas mejoras respecto al texto original, no son suficientes para mí, ni para la gente de Puerto Rico”, aseguró el congresista por Illinois.

Gutiérrez insistió en que serán los trabajadores puertorriqueños quienes paguen la deuda que sufre el Estado Libre Asociado, y también quienes corran con los gastos de una junta fiscal que no han elegido y que, sin embargo, velará por los intereses de los bonistas.
“Siempre se habla de lo que Puerto Rico debe, pero ¿cuándo se va a hablar de lo que le debemos a Puerto Rico?”, se preguntó el legislador.

“Vamos a trabajar hasta que tengamos un proyecto de ley aceptable y digno para el pueblo de Puerto Rico”, insistió Gutiérrez.

El Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes aprobó el miércoles, con varias enmiendas, el proyecto HR 5278 o Ley fiscalizadora para la administración y estabilidad económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés).

Para hacerse realidad deberá ahora ser ratificada en la Cámara baja del Congreso estadounidense y el Senado, lo que se piensa que puede suceder en junio, aunque no hay fechas concretas todavía.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo