Bernier también apuesta al Congreso para atender crisis

Panorama. El candidato a la gobernación por la Pava reitera que el remedio de la crisis fiscal local está en el Gobierno federal y el acuerdo voluntario con acreedores.

Por Karixia Ortiz Serrano

Sin una alternativa y recalcando el estribillo público, el candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático, David Bernier, reafirmó que, del Congreso no actuar para atender la situación fiscal en Puerto Rico, los funcionarios locales deben exigir acción del Ejecutivo federal, más llegar a acuerdos con los acreedores.

Cuando Metro cuestionó al también presidente del PPD, si dentro de sus propuestas como posible futuro gobernador tiene estrategias locales para encarar una inacción federal, este reiteró los elementos que ya están sobre la mesa.

“A corto plazo, la ruta que yo he propuesto es que el Gobierno llegue a una negociación voluntaria con los acreedores estableciendo la posposición del pago del principal y manteniendo el pago de los intereses. […] Enfocados en el Ejecutivo federal, podremos, a corto plazo, combinado con la reestructuración local de la deuda, adelantar el proceso, evitar el impago y comenzar el proceso de la recuperación de Puerto Rico”, explicó Bernier.

Además, exhortó tanto al comisionado residente en Washington, Pedro Pierlsuisi, y el gobernador Alejandro García Padilla “que nos enfoquemos en el área ejecutiva federal y que el Ejecutivo federal asuma su responsabilidad, como puede hacerlo”.

Además, Bernier comunicó ayer en rueda de prensa en la sede del partido en San Juan que aún no determina por cuál aspirante a la presidencia de Estados Unidos votar porque necesita conocer sus compromisos concretos con relación a Puerto Rico, del Congreso no actuar.

“El candidato a la presidencia que Puerto Rico necesita es aquel que se comprometa de forma concreta sin utilizar como excusa el ambiente que tiene el Congreso para atender la realidad fiscal y darle las herramientas de desarrollo económico que necesita”, indicó, al tiempo que reconoció que, a su juicio, “hasta ahora ninguno” le ha planteado un compromiso concreto.

“Tenemos que asegurarnos de que estas visitas no se conviertan en una pasarela como en el pasado, en oportunidades para convertir a la isla en una pasarela presidencial, de donde salen recaudos y adeptos para sus campañas, pero que al final no se convierten en aportaciones concretas para el desarrollo de Puerto Rico”, aseveró, para luego establecer su inconformidad con la gestión del presidente Barack Obama, pese a que votó por él en las primarias demócratas en 2008.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo