Sanders: "Es inaceptable que el gobierno de EE. UU. trate a P. R. como una colonia"

El precandidato a la presidencia por el Partido Demócrata hizo un llamado a los puertorriqueños a decidir sobre su futuro político y se comprometió con referéndum de estatus

Por David Cordero @David_cmercado

La liberación del preso político Oscar López Rivera, la reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico, un llamado a los puertorriqueños a tomar en sus manos el estatus político de la Isla y la legalización de la marihuana fueron solo algunos de los planteamientos que el precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Bernie Sanders, pronunció en el primer evento de su estadía en la Isla.

“Es inaceptable para mí que el gobierno de Estados Unidos trate a Puerto Rico como una colonia, en un momento en el cual su gente está pasando por la peor crisis fiscal de su historia”, puntualizó Sanders, ante alrededor de 250 personas que lo ovacionaron de pie. “La gente de Puerto Rico tiene que estar empoderada para determinar su propio destino”, añadió en senador por el estado de Vermont.

En su presentación en la Fundación Luis Muñoz Marín en San Juan, Sanders se comprometió a poner en marcha un referéndum de estatus durante su primer año como presidente -si ganara las elecciones-, en el que se plantearían tres opciones claras: la estadidad, la independencia o la reformulación del Estado Libre Asociado basado en un nuevo acuerdo entre Puerto Rico y Estados Unidos. En todos los casos, el precandidato reconoció que la relación actual entre Puerto Rico y Estados Unidos necesita replantearse.

Sanders recibió otra contundente ovación de pie cuando emplazó al presidente Barack Obama a liberar de inmediato al preso político Oscar López Rivera, quien ha estado encarcelado durante 34 años.

Por otro lado, exigió paridad de fondos de Medicare y Medicaid para Puerto Rico, territorio que recibe una cantidad menor que los estados, pese a que los puertorriqueños pagan la misma tasa de contribución. Sanders dijo que esa disparidad es causante y responsable de al menos $25 mil millones del total de la deuda pública de la Isla, que asciende a $72 mil millones.

“El cuidado de salud es el derecho de todos, no de los ricos. Todos los ciudadanos estadounidenses tienen el derecho de tener la mejor calidad de salud que el sistema le pueda dar y como todos saben, el sistema de salud hoy día en Puerto Rico está es una situación muy precaria”, enfatizó.

El senador, además, apostó al desarrollo de pequeños y medianos negocios como una herramienta eficaz para crear empleos y promover desarrollo económico y dijo que era inaceptable que los manejadores de fondos buitres exijan más austeridad económica al gobierno de la Isla. Sanders manifestó, una vez, su total oposición una Junta de Control Fiscal cuyos miembros no sean seleccionados por los puertorriqueños y cuyos poderes estén por encima de los funcionarios electos en la Isla. Además, emplazó a la administración del presidente Barack Obama a ayudar a Puerto Rico a renegociar su deuda y y lamentó que el Congreso no haya bridnado todavía todavía las herramientas necesarios para reestructurar la deuda pública.

“Ya hemos dejado claro que los billonarios y los manejadores de fondos buitres no lo pueden tener todo. Los ciudadanos en Puerto Rico no van a pasar hambre, no van a perder educación y no van a perder cuidado de salud para hacer más ricos a los ricos. El futuro de Puerto Rico no debe ser secuestrado por fondos buitres”, resaltó en su discurso.

Sanders alcanza 1,465 delegados hasta el momento, mientras su rival, Hillary Clinton, suma 2,243. Sin embargo, el senador se mantiene firme en lograr la candidatura que lo podría llevar hasta la Casa Blanca.

“Necesitamos una revolución política. Necesitamos que millones de personas se levanten y exijan un gobierno que los represente a todos y no solo al uno por cierto”, afirmó. “Estoy cansado de la desgracia de Estados Unidos por billonarios que gasten millones de dólares comprando elecciones. Eso no es democracia”, recalcó Sanders.

Sanders se encuentra en la Isla como parte de su campaña presidencial, previo a las primarias demócratas que se celebrarán el 5 de junio. Su agenda en Puerto Rico incluye un evento esta tarde en la Escuela Juan Ponce de León en Guaynabo, así como un conversatorio en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

Loading...
Revisa el siguiente artículo